Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:BALONCESTO

Gasol, elegido en el tercer puesto del 'draft', jugará en los Grizzlies

El español se convierte en el jugador europeo que, sin haber pasado por una universidad norteamericana, consigue la posición más alta de la historia de la NBA

A la una y cuarenta y cinco minutos de la madrugada de hoy, Pau Gasol, de 20 años, hizo historia al salir elegido en el número tres del draft de la NBA, el puesto más alto jamás obtenido por un jugador europeo que no haya pasado por la universidad norteamericana. Semejante honor correspondía al alemán Nowitzki, que fue elegido por Milwaukke en noveno lugar hace tres años. Gasol le ha adelantado espectacularmente.

El jugador español fue elegido por los Atlanta Hawks, pero no será allí donde juegue, pues éstos habían vendido previamente su plaza a los Vancouver Grizzlies a cambio del fichaje de Shareef Abdul Rahim, su gran estrella.

Gasol, por lo tanto, tendrá que negociar ahora su fichaje con el equipo canadiense, un fichaje que no podrá ser hecho oficial hasta el 18 de julio. Pese a la elección por Vancouver, el recientemente elegido mejor jugador de la final de la Liga ACB no tendrá que desplazarse a Canadá, ya que la franquicia de los Grizzlies ha sido vendida a Memphis, en el estado de Tennessee. A Gasol le han precedido en el sorteo Kwane Brown, que como estaba previsto fue elegido en primera posición por los Washington Wizards - lo que le ha convertido en el primer jugador en la historia del baloncesto profesional en conseguirlo directamente desde el insitituto, sin haber llegado de la universidad- y Tyson Chandler, por quien optaron Los Ángeles Clippers. Casualmente, Gasol fue elegido en el mismo puesto que en el año 84 lo fuera Jordan por los Chicago Bulls.

Esta histórica elección fue la culminación de un día inolvidable, en el que Gasol aguantó con un aplomo impropio de los 21 años que cumplirá el 6 de julio todo lo que vino. Nueva York es el epicentro mundial del baloncesto y Gasol lo notó a cada paso que dió durante 24 históricas horas.

Desde que llegó, el lunes, al aeropuerto John Fitzgerald Kennedy, en el que le esperaban dos empleados de la NBA y una espectacular limusina, hasta las horas previas al draft, en el famoso Madison Square Garden, Gasol ha cambiado la soledad del vuelo desde Barcelona por la constante compañía de una veintena de periodistas españoles, a los que se han sumado un buen número de reporteros de los más importantes medios de comunicación de Estados Unidos.

Así, no ha dispuesto de mucho tiempo para visitar la ciudad. La NBA le ofrece todo tipo de facilidades, pero, a la vez, le ha impuesto una apretada agenda. El martes, después de haber cenado la noche anterior con su agente norteamericano, Herb Rudoy, tuvo que asistir a una conferencia de prensa durante una hora junto a los mejores del draft, casi todos universitarios estadounidenses, antes de asistir a una sesión de fotos. Y por la tarde repitió su visita a la tienda oficial de la NBA, en la Quinta Avenida, muy cerca del Rockefeller Center, para participar junto a dos de los favoritos, Shane Battier y Eddie Griffin, en un programa de televisión en directo retransmitido por NBA.com. Su inglés, aprendido a salto de mata y que practica con algunos de sus compañeros en el Barça, le sirve para defenderse bien: lo entiende todo, habla con fluidez y no tiene ningún problema para responder a las preguntas. Allí, lógico, firmó algunos autógrafos, Sin embargo, una de las cosas que más le han sorprendido es que la gente le haya reconocido por la calle y le haya parado para pedirle su firma o hacerse una fotografía con él.

Ayer asistió a una reunión con la NBA y a una comida oficial y después, ya a las seis de la tarde, vestido con el traje oficial del Barça -"el único que tengo", dijo-, aderezado con una corbata comprada para la ocasión, se desplazó en autobús al Madison, del que los neoyorkinos presumen como el mejor recinto deportivo del mundo y en el que el nombre de Gasol tronó, a la una y 45 minutos, para comenzar su histórica andadura en el mejor baloncesto que existe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de junio de 2001