Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex rey Simeón se queda a un escaño de la mayoría absoluta

El presidente de Bulgaria, Petar Stoyanov, insta a formar un Gobierno de coalición

Con casi el total de los votos contabilizados, la victoria del MNSII resultó aún más arrolladora que en las primeras estimaciones. La coalición de derecha Fuerzas Democráticas Unidas (FDU), que todavía gobierna Bulgaria con Iván Kostov como primer ministro, sólo consiguió un 18,24% de votos (52,3% en 1997) y 51 escaños de los 240 del Parlamento unicameral. La Coalición por Bulgaria, formada por los ex comunistas del Partido Socialista Búlgaro (PSB), consiguió un 17,35% y 48 escaños. El Movimiento de Derechos y Libertades (MDL), que agrupa a las minorías turca y gitana, logró un 6,75% y 21 escaños. Las restantes coaliciones y partidos no superaron la barrera fatídica del 4% y se quedarán fuera del Parlamento. La participación fue de un 66,8%.

Las preguntas que de forma automática se formularon al gran vencedor de las elecciones se centraron en sus planes para formar una coalición de Gobierno y sus intenciones de presidir el mismo. Simeón II ofreció la misma noche de la victoria una coalición a las restantes fuerzas políticas que coincidan en sus bases programáticas. Éstas son un crecimiento económico estable, orientación hacia la UE y la OTAN y acabar con la corrupción. Del actual primer ministro Kostov ya recibió calabazas, porque considera que formar una gran coalición con el MNSII coloca al pueblo en la oposición. Los socialistas del PSB se han mostrado dispuestos a formar parte de la coalición, con la condición de que el MNSII renuncie a su carácter monárquico. Los dirigentes del MDL, de la minoría turca y gitana, se han mostrado dispuestos a entablar conversaciones para una coalición.

El presidente Stoyanov, que ya en la recta final de la campaña había saltado al ruedo para intervenir a favor del actual Gobierno de la FDU, salió ayer de nuevo a la palestra. Al final de la campaña, Stoyanov había advertido, en clara referencia al MNSII, contra 'las ilusiones políticas de hoy que mañana demuestren su falta de base y cuyo derrumbe tendría un precio muy alto para todos'.

Ayer, el presidente de Bulgaria se pronunció por la formación de una coalición para continuar el camino emprendido. Stoyanov advirtió de forma clara a los vencedores de la elección legislativa del domingo: 'La gran confianza implica una gran responsabilidad. Quiero desear de todo corazón a la nueva mayoría parlamentaria que no frustre las esperanzas de la gente y que haga frente a las grandes responsabilidades'. Cuando ayer todavía no estaba claro si el MNSII conseguiría la mayoría absoluta, de la que le separa un solo escaño, Stoyanov dijo: 'La mayoría nueva tendrá éxito si no repite los errores de las últimas dos mayorías absolutas. Aunque uno tenga la mayoría absoluta, tiene que usar los recursos y la experiencia tanto del resto de los partidos políticos como de las gentes de Bulgaria'.

Simeón II, en una breve aparición en público ayer en Sofía para saludar a sus colaboradores en el local que sirvió de base a la campaña, se mostró de nuevo poco claro respecto a sus intenciones. Acosado por los periodistas, Simeón se refugió en frases como 'primero tenemos que empezar a hablar sobre todos los temas y ya luego vendrán las decisiones y queremos una coalición'. Se le preguntó si piensa ser primer ministro; Simeón II no excluye nada y respondió en español: 'Eso depende de la coalición justamente. ¿Por qué hablar previamente? En política, excluir a priori no es lo más juicioso'. Se le preguntó si estaba 'deshojando la margarita' y, en alusión al nombre de su esposa, Margarita Gómez-Acebo, respondió: 'Tengo una margarita en casa'.

El analista político Evgueni Dainov comentó el desenlace de las elecciones legislativas y afirma que el futuro Gobierno será muy frágil: 'Simeón va a formar algo parecido a una coalición con el MDL y tomará algunos diputados de los otros partidos. Este Parlamento no llegará al final de su mandato'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de junio de 2001