Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se querella contra el edil del 'caso Bariloche'

Los nueve concejales del grupo socialista en el Ayuntamiento de Jaén han suscrito la querella interpuesta ayer en el Juzgado de Guardia contra el concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Miguel Segovia (PP), por un supuesto delito de prevaricación en el caso de la discoteca Bariloche. Según se fundamenta en la querella, Segovia, que fue accionista de la discoteca, ha demorado la ejecución de una calle que debía atravesar parte del local de ocio a pesar de que conocía la resolución desde 1999.

El portavoz municipal socialista, Manuel López, no descartó que Segovia hubiera incurrido también en los delitos de tráfico de influencias y negociación prohibida en funcionarios. 'Su actitud es deleznable y por eso nos merece la condena política y volvemos a pedir su dimisión', afirmó el portavoz del PSOE en la rueda de prensa donde dio a conocer la querella.

Como documentos probatorios, el grupo socialista adjunta varios informes del área de Urbanismo donde se revela que la calle debía haberse ejecutado hace varios años. Además, el PSOE ha incorporado la declaración jurada del anterior arquitecto municipal, Manuel Ruiz, poniendo de manifiesto la realización de tres informes relativos al trazado del vial, que venían a contravenir el realizado por él el 3 de septiembre de 1999.

Así, según reveló el portavoz socialista, una vez cesado el anterior arquitecto municipal, Urbanismo realizó otras tres modificaciones consistentes en recortar metros de la mediana, el acerado y la ocupación de otro suelo dotacional con el fin de que la expropiación no afectase a la sala Bariloche. 'Ha habido negociaciones y trapicheos del concejal Miguel Segovia para que la calle no pasara por la discoteca', subrayó el edil socialista Manuel López.

Prueba testifical Entre las pruebas testificales, el PSOE pide la comparecencia ante el juez de la secretaria provincial del Partido Popular y concejal del Ayuntamiento jiennense, Inmaculada Solar, a cuya familia pertenecen los terrenos que ocupa la discoteca Bariloche. Tanto la dirigente popular como su familia han marcado distancias con respecto a la tesis defendida por Segovia -y apoyada por el alcalde, Miguel Sánchez de Alcázar- al señalar que nunca se opusieron a la ejecución de la calle. El alcalde firmó el pasado 30 de mayo el decreto de ejecución, pero aún está pendiente el acta de pago y ocupación de los terrenos.

Ésta es la segunda querella que se interpone en el caso Bariloche. Con anterioridad, el concejal Miguel Segovia puso otra contra el portavoz socialista, Manuel López, por un supuesto delito de injurias y calumnias por las acusaciones que éste había formulado contra el primero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2001