Secuestrada una joven española cerca de la ciudad colombiana de Cali

Un pequeño grupo guerrillero, supuesto autor

La ciudadana española Ángela María del Castillo fue secuestrada el pasado viernes en la localidad colombiana de Florida, a unos veinte kilómetros de Cali (capital del departamento del Valle del Cauca), según informó ayer el alcalde de ese municipio, Humberto de Jesús López.

Del Castillo, de 23 años y recién graduada en psicología, fue secuestrada "a mediodía cuando salía del hospital [de Florida] donde había comenzado a coordinar los grupos municipales de Bienestar Familiar", explicó el alcalde.

"No estamos seguros, pero creemos que éste es un secuestro económico y que sus autores son gente del grupo Jaime Bateman Cayón", declaró López. Ese grupo apenas tiene relevancia y está compuesto por un puñado de antiguos guerrilleros del Movimiento 19 de Abril (M-19) que no aceptaron su disolución y su paso a la política en 1990.

Más información
Dos ciudadanos españoles, secuestrados hace una semana en Colombia
Secuestran a la hija de un empresario español en el Estado venezolano de Bolívar

Un temor que circula por Florida es que, dada la naturaleza del secuestro, la joven pudiera ser vendida a alguna otra guerrilla de mayor importancia.

Ángela María es hija de un emigrante español, José del Castillo, que llegó a Colombia en 1957 y, después de trabajar como peón y agricultor, dispone ahora de unas tierras de cultivo de caña.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"Es una familia acomodada, pero no rica, muy trabajadora y muy querida en el pueblo", precisó el alcalde. "Estamos en contacto con la familia constantemente y estamos muy interesados en que este secuestro se resuelva cuanto antes, porque son una gente excelente", añadió.

La joven hispano-colombiana trabaja en la coordinación del hospital del pueblo con los grupos municipales de Bienestar Familiar, "en particular en lo que afecta a la niñez", señaló el alcalde.

La secuestrada tiene una hermana melliza, Adriana, que trabaja con el ayuntamiento en el área de salud, y otros tres hermanos, uno de ellos médico y también residente en el municipio, Juan Carlos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS