La patronal vasca expresa su rechazo a que IU entre en el Gobierno

Confebask teme que afecte al libre mercado

La eventual entrada de IU-EB en el Gobierno vasco inquieta a la clase empresarial. Así lo aseguró ayer el presidente de Confebask, Román Knörr, que compareció ante los medios de comunicación para firmar un convenio con el portavoz y consejero de Industria en funciones, Josu Jon Imaz. Knörr matizó que más que las 'siglas' le preocupan las líneas de actuación del nuevo Ejecutivo de Vitoria 'que pudieran colisionar con un modelo abierto y de libre mercado sin interferencias del sector público'.

En concreto, a los empresarios vascos les preocupa la posición que mantiene IU en defensa de las 35 horas semanales y el aumento de la renta básica hasta el salario mínimo interprofesional, una de las reivindicaciones que se incluyen en la Carta de Derechos Sociales y que apoya la formación de izquierdas. 'Y en términos generales, algunos aspectos de su programa político que podrían afectar al libre mercado y a la libre competencia', añadió el presidente de la patronal vasca.

Más información
El PNV y EA rechazan desalojar a EH de las alcaldías
PNV y EA sostienen que IU ha roto la negociación por 'problemas internos'

Knörr se refirió también a las relaciones que han mantenido las organizaciones empresariales con el consejero de Trabajo en funciones, Sabin Intxaurraga, y que calificó de 'manifiestamente mejorables'. El máximo responsable de la patronal reconoció que 'en algunos momentos no hemos estado muy de acuerdo con determinadas medidas del consejero', pero reiteró que la disposición de la patronal es 'abierta y dialogante'.

'Nuestra actitud con este consejero o con el que pueda venir en el nuevo Ejecutivo va a ser de leal y sincera colaboración', aseguró Knörr.

El consejero de Industria en funciones, Josu Jon Imaz, presente en la misma rueda de prensa, se limitó a recordar la triple apuesta para la próxima legislatura que ya adelantó Juan José Ibarretxe. Imaz señaló que la prioridad absoluta del nuevo Ejecutivo será la consecución de la paz, unida al fomento de 'entornos de estabilidad' que favorezcan el desarrollo y la inversión empresariales. Otro de los objetivos del Gobierno de Vitoria será el impulso a la sociedad de la información, a través del Plan de Ciencia y Tecnología, que prevé alcanzar para el año 2004 la media europea de inversión en I+D, que se sitúa en el 1,7% del PIB.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS