Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desde el mar y hasta la huerta

Tras el acto inaugural celebrado en la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, la Bienal de Valencia abre sus puertas en ocho espacios diferentes de la ciudad. Desde los tinglados del puerto recayentes al mar hasta el rehabilitado monasterio de Sant Miquel dels Reis, colindante con la huerta, pasando por el antiguo convento del Carmen, en pleno casco viejo. Se ha sacado a la venta un bono de 2.600 pesetas para poder acceder a todos los espacios durante 15 días. Además hay entradas a 500 pesetas (para dos días y dos espacios) y diversos descuentos. La Bienal de Valencia tendrá también una vertiente noctámbula y acogerá actividades paralelas, como el concierto del miércoles de The No Smoking, banda de rock en que actúa Emir Kusturica.

- El cuerpo del arte. Es el espacio central. Más de 80 artistas participan en la representación de los diversos nudos que atan el cuerpo y el pecado. Manuel Vázquez Montalbán ha aportado un texto.La idea de la exposición nace de la colaboración entre el crítico Achille Bonito Oliva y el cineasta Peter Greenaway. En el antiguo convento del Carmen, una de las sedes del IVAM.

- El espíritu de la palabra y Antropofonías. En la Gallera, un espacio dedicado antiguamente a la pelea de gallos, Scanner registra los sonidos y las imágenes de la memoria del propio artista, mientras que José Antonio Orts, en Antroponías, realiza una instalación sonora fotosensible, surgiendo la música del movimiento de los bailarines.

- Una tierra que mira a un continente. En lo que fue un granero medieval, l'Almodí, el cineasta Emir Kusturica y el director teatral Mladen Materic han realizado una instalación que habla sobre la guerra y la esperanza, siendo la ex Yugoslavia un referente.

- Iris (las noches del bien y del mal). Shiro Takatani, director del grupo Dumb Type, crea una instalación para las noches que conjuga imágenes electrónicas y esculturas de niebla. En el tinglado del puerto. Las actuaciones se realizarán de 23.00 a 1.00.

- Russian madness. El polifacético director escénico Robert Wilson entabla un diálogo con el trabajo de 12 artistas rusos seleccionados por Víktor Misisano. En las Reales Atarazanas.

- Líneas de fuga. David Pérez ha reunido a un grupo de jóvenes de diferentes lenguajes en Sant Miquel dels Reis. En el Jardín Botánico habrán acciones de poesía, danza y música.

- La Bienal Móvil. El grupo Droog Design ha proyectado una especie de carromato, un trailer, que viajará durante 123 noches por las zonas marchosas de Valencia y también de otras ciudades proyectando el trabajo de 123 videoartistas internacionales. Videorom está coordinado por Cristina Perrella. Videoroad, por su parte, se centrará en el aspecto más popular del videoarte vinculado a la nueva cultura del rave. Participan artistas valencianos como Óscar Mora o Pistolo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de junio de 2001