Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas se manifiestan contra las centrales térmicas

La Junta vuelve a reclamar una moratoria

El delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, José Antonio Gómez Periñan, argumentó que su presencia en la protesta era una 'obligación personal e institucional'. También calificó de 'razonable' la demanda de que en el municipio de Arcos no se instalen tres centrales térmicas.

Periñan recordó que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha pedido al Gobierno central una moratoria para la instalación de este tipo de centrales hasta que se ultime el Plan Energético Nacional, que deberá regular su implantación. El representante de la Junta criticó la negativa del PP a aceptar esta propuesta.

Gómez Periñan destacó que las centrales van a ser construidas en el suelo protegido del Parque Natural de los Alcornocales, donde, recientemente, se ha logrado aprobar un plan de desarrollo sostenible en el que se priman los criterios de calidad ambiental para preservar los valores ganaderos, agrícolas y de transformación de productos agroalimentarios. El delegado del Gobierno autonómico concluyó: 'No sería un buen cartel anunciador la presencia de tres centrales térmicas a las puertas de este espacio protegido'.

El parlamentario andaluz por Cádiz y alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, acusó a una de las empresas promotoras, la multinacional norteamericana Enron, de pagar cantidades millonarias para 'ganarse la voluntad de muchos colectivos de la zona'. Pacheco aseguró que algunos regantes han obtenido 'financiación de Enron' a cambio de silenciar los perjuicios de la instalación.

Recurso legal El alcalde de Jerez anunció que su Ayuntamiento se sumará al recurso legal presentado la pasada semana por la asociación Ecologistas en Acción contra la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por conceder suministro de agua a Enron, incumpliendo, según los denunciantes, las leyes sobre limitaciones en el aprovechamiento del agua. Pacheco aseguró que se trata de 'una injusticia tremenda' y acusó al Ayuntamiento de Arcos, gobernado por el PP, a 'algunos regantes' y la empresa Enron de establecer 'una especie de conspiración' para permitir que el proyecto salga adelante.

El parlamentario del PSOE José Luis Blanco recordó que la presión ciudadana y política ha logrado, hasta el momento, hacer desistir a Enron de dos de los tres proyectos de instalación de térmicas que la empresa tenía previsto en España.

El coordinador provincial de IU, Ignacio García, atribuyó al alcalde, Juan Manuel Armario (PP) el apoyo del Ayuntamiento de Arcos.

La portavoz de la plataforma contra las centrales, Isabel Oate, calificó de éxito la convocatoria e insistió en denunciar los perjuicios medioambientales que supondrá para Arcos y su comarca tanto la emisión de gases contaminantes como el elevado consumo de recursos hídricos que necesita para su funcionamiento.

Oate, en declaraciones a Efe, aclaró que la protesta no es contra el Partido Popular ni contra el alcalde de Arcos, sino contra el 'perjuicio' para el entorno natural y mostró su esperanza de que el regidor arcense cambie de actitud al igual que ya hicieron sus colegas, también del PP, de los ayuntamientos de Catadau (Valencia) y Mora La Nova (Tarragona), que ante la respuesta ciudadana en contra de las centrales que se iban a construir, pasaron de ser sus defensores a paralizar su ejecución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de junio de 2001