El Parlament pide que se dé visado a los inmigrantes que buscan trabajo

La comisión de expertos aprueba su informe

La comisión celebró su primera reunión en marzo del año pasado y ha tardado más de un año en redactar las conclusiones, que ayer fueron aprobadas con el visto bueno de todos los grupos parlamentarios y de la docena de expertos que han participado en los trabajos. La tardanza se explica por la búsqueda del consenso: ante un asunto tan sensible como la inmigración, todos los grupos han rebajado sensiblemente sus posiciones para facilitar la aprobación de un texto aceptado por todos, que será presentado solemnemente el lunes por el presidente del Parlament, Joan Rigol.

El consenso ha tenido, no obstante, otra consecuencia: el documento que finalmente se ha aprobado, de unos 20 folios, es suficientemente ambiguo como para contentar a todos y no comprometer a nadie. No hay referencias críticas a la Ley de Extranjería y cada partido puede hacer su propia lectura del texto. Por ejemplo, el informe emplaza a garantizar 'la libre circulación de personas', pero en el párrafo siguiente subraya que 'los países deben poder establecer unas normas que regulen los flujos migratorios'.

El documento parte de la premisa de que la regulación de la inmigración compete al Gobierno central, pero aconseja incluir a las comunidades autónomas en la confección de estas políticas. El texto considera que la diversidad es una 'riqueza', pero advierte de que es necesario 'gestionarla para evitar que se convierta en motivo de inseguridad y de conflicto', y aboga por 'potenciar el aprendizaje y el uso de la lengua catalana' entre los inmigrantes.

Algunas de las sugerencias sectoriales recogidas en el documento son las siguientes:

- Asentamiento. Los partidos y los expertos piden una 'política amplia de concesión de visados' y que las administraciones abran oficinas de información en los países que aportan más inmigrantes. Además, sugieren que se considere la figura del visado temporal para los inmigrantes que buscan trabajo. El requisito para ello sería sólo que el solicitante contase 'con anfitriones en situación legal' que garantizasen su acogida.

- Educación. Conviene 'revisar los programas educativos' con un objetivo: 'asegurar el tratamiento correcto de los temas que afectan otros países y su relación con el nuestro'. También pide que se evite 'la concentración excesiva de alumnos extranjeros' en unos pocos centros.

- Trabajo. Las personas que dispongan de un permiso de residencia 'deberían poder optar sin más requisitos legales' a un trabajo.

- Vivienda. A juicio de la comisión, la Administración debe emprender una política de vivienda que facilite a los inmigrantes encontrar 'vivienda en buenas condiciones a precios asequibles'.

- Sanidad. El informe subraya que los inmigrantes deben tener garantizado el acceso a la sanidad y reclama que los médicos reciban una formación adecuada para que conozcan mejor la tradición cultural y los hábitos de las personas de origen inmigrante.

- Multiculturalismo. El documento advierte del peligro de que se extienda una 'concepción ingenua de la multiculturalidad' y ésta se presente como 'modelo de sociedad deseable'. La comisión advierte de que la multiculturalidad, que entiende las culturas como compartimentos estancos y separados, no ayuda a vertebrar una sociedad democrática, y defiende 'una comunidad política de ciudadanos fundamentada en elementos de identificación compartida'.

Cola de inmigrantes ante la delegación del Gobierno.
Cola de inmigrantes ante la delegación del Gobierno.VICENS GIMÉNEZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS