Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Marbella el jefe del robo fallido en la Cúpula del Milenio de Londres

El presunto organizador del robo de diamantes en la Cúpula del Milenio de Londres (Millenium Dome), frustrado por la policía británica en noviembre del año pasado, un hombre de 46 años cuya identidad no ha sido precisada, fue detenido el viernes pasado en Marbella (Málaga) por agentes de Scotland Yard desplazados especialmente a la Costa del Sol para su captura. La detención se produjo en el chalé de una urbanización cercana a Puerto Banús donde residía el presunto ladrón. El detenido fue llevado a la Comisaría de Marbella, desde donde fue trasladado a la Audiencia Nacional al existir una orden de extradición contra él.

El espectacular robo frustrado en la Cúpula del Milenio, que hubiese sido el mayor del mundo, se produjo el 7 de noviembre pasado, cuando una banda compuesta por 11 atracadores accedió -con modernísimas armas, máscaras de gas y trajes de amianto para combatir el fuego- en una excavadora al recinto acorazado donde se exponían 12 diamantes únicos.

La Cúpula, sita en el barrio de Greenwich, albergaba una exposición con los diamantes más importantes de la empresa sudafricana De Beers, entre los que se encontraba una piedra singular, la Estrella del Milenio, de 203 quilates tallada en forma de pera y encontrado en la República Democrática del Congo. Los diamantes estaban valorados en 525 millones de dólares (casi 100.000 millones de pesetas).

Los asaltantes derrumbaron con la excavadora las vallas y muros de la Cúpula del Milenio, en medio de gran aparato de fuego y gases lacrimógenos. En el interior del recinto esperaba un fuerte contingente de policías de la patrulla Flying Squad (similar a la brigada móvil española) de Scotland Yard, disfrazados de limpiadores y bedeles (con las armas ocultas en cubos de limpieza). Este grupo, especializado en grandes robos y en el combate de la delincuencia organizada, conocía incluso el plan de fuga a través del Támesis que los atracadores tenían previsto. La policía, alertada del robo pero no del día en que se iba a perpetrar, cambió los diamantes por copias falsas para el caso hipotético de que su plan para atrapar a los atracadores no surtiera efecto o se viera desbordado por algún golpe de efecto de la banda. Sin embargo, los policías pudieron detener a todos los asaltantes y abortar el plan de fuga, para el que los atracadores tenían dispuesta una lancha rápida a las orillas del Támesis. Siete de los asaltantes fueron capturados en el río y los otros siete, dentro de la Cúpula.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de mayo de 2001