Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

La viuda de Oleaga asegura que nunca se sintió amenazado por ETA

Gorka Landaburu se recupera de las heridas sufridas en las manos y en la cara

La viuda de Oleaga comenta en la citada entrevista que, pese a que nadie en su familia tuvo nunca la sensación de vivir en peligro, su marido padeció una crisis cuando se descubrió, el pasado febrero, que la banda terrorista pretendía atentar con explosivos la sede de El Diario Vasco, si bien añade que 'más pensando en el daño que hubiera supuesto para la empresa que para su persona'.

La esposa de la víctima mortal número 31 de ETA desde la ruptura de la tregua define a su marido como un hombre alegre y hogareño. 'Era la alegría del grupo. Nos entretenía en todas las tertulias. Siempre sabía sacar un chiste'. 'Si le decías de quedar a cenar te decía que no, que tenía que ir a trabajar el día siguiente, pero si ese plan era con la familia, entonces iba encantado. Con la familia, a todo', añade su suegro, Juan Cruz Guridi. Otras características de su personalidad destacadas por sus familiares son su amor al trabajo y su deseo de ser el mejor. 'Era un ganador nato. Jugaba, y no sólo en los deportes, sino en todos los órdenes de la vida, para ganar. Y el esfuerzo no contaba, el que haga falta'.

Tras el asesinato, la viuda dice sentirse 'muy confundida y vacía' porque opina que 'esto no ha hecho más que empezar'. 'Es muy triste vivir así, con una muerte inútil que no conduce a nada', agrega.

Fórmulas

La familia encuentra pocos motivos para la esperanza en el País Vasco. Juan Cruz Guridi, el suegro, dice que 'los políticos ya tienen 40 años de historia con este tema encima de la mesa y poco han hecho hasta ahora'. 'Ojalá fuesen capaces de resolverlo y ojalá que alguien tuviese la fórmula para poder arreglarlo', agrega. Más esperanzado ante el futuro se muestra otra de las víctimas recientes de ETA, Gorka Landaburu, delegado de la revista Cambio 16 en Euskadi, que el pasado día 15 recibió un paquete bomba en su domicilio.

Mientras se recupera de las graves heridas recibidas en las manos y en la cara -ha perdido el dedo pulgar e índice y la visión, al menos temporal, de un ojo- el periodista resaltó, en una entrevista concedida a Radio Euskadi, la importancia de recuperar la unidad de todos los demócratas en el País Vasco para afrontar un futuro que él confía en que será 'mucho mejor'.

El 13 de mayo, día de las últimas elecciones autonómicas, 'es una gran fecha, mucho más importante de lo que muchos creen, de los que dicen que nada va a cambiar', opina Gorka Landaburu, quien recuerda que él ya decía antes de las elecciones que el PNV iba a cambiar su discurso el día 14 de mayo y que es necesario que el PP haga una autocrítica, 'aunque también ha cambiado, al igual que los socialistas'. Éstos, opina, van a hacer 'una oposición constructiva'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de mayo de 2001