Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de viajeros alojados en Andalucía en el primer cuatrimestre de este año aumentó un 3,89%

El balance turístico de Andalucía correspondiente al primer cuatrimestre del 2001 se cerró con un aumento del 3,89% del número de viajeros alojados respecto al mismo periodo del año anterior, gracias sobre todo al incremento de los visitantes españoles. En abril, mes que abarcó la Semana Santa, el turismo internacional descendió un 8%, mientras que el nacional subió un 16,2%. Los cálculos de la Consejería de Turismo para los meses de mayo, junio y julio prevén una ocupación media del 64,6%.

José Hurtado, consejero de Turismo, que dio a conocer los datos en Granada, se mostró satisfecho tanto por los resultados de los últimos meses como por las perspectivas para los próximos. 'El turismo andaluz está muy lejos de entrar en una fase negativa y somos optimistas sobre el futuro ya que está dando buenos resultados la política de diversificar la oferta y superar la estacionalidad. Por primera vez toda Andalucía se ha beneficiado de la Semana Santa, no sólo la costa simno también el interior', dijo.

No obstante, Hurtado admitió que este año ha faltado un buen número de turistas habituales provenientes de otros países que han preferido pasar la Semana Santa en países como Marruecos, Túnez o Turquía, que si bien son más baratos 'no pueden competir en calidad ni en ofertas' con Andalucía.

El consejero recalcó la necesidad de que Andalucía no concentre el turismo foráneo en los meses estivales para evitar descensos como los detectados el mes de abril. Hurtado recordó la campaña que se esta desarrollando estos días en Canadá y otra subsiguiente en Estados Unidos. 'Es fundamental llegar a ese mercado porque en el europeo no tenemos ya mucho margen de crecimiento debido, entre otros factores, a la baja natalidad', precisó.

En el primer cuatrimestre Granada ha sido la provincia andaluza con mejor comportamiento ya que registró tasas positivas en todas las variables que analiza la consejería. 'Granada acabó el año 2000 estancada pero sorprendentemente inició una magnífica racha', dijo. El consejero aprovechó una vez más su estancia en Granada para pedir las transferencia de la gestión de Sierra Nevada a su departamento. A pesar de que la pasada temporada la estación de invierno batió su marca de visitantes y prácticamente llegó al límite de sus posibilidades, Hurtado aseguró que si dependiera de su consejería los resultados anuales serían mucho mejor, ya que el trabajo se centraría en la explotación turística durante todo el año.

Hurtado se alineó con el PP y pidió ayer que la diferencia entre los ingresos y los gastos corrientes de la Alhambra, unos 400 millonesal año, se reinviertan en rehabilitar otros monumentos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001