Berlín investiga la filtración del encuentro de Bush y Schröder en el que hablaron de Gaddafi y Arafat

El Ministerio de Exteriores alemán anunció ayer que ha creado una comisión de investigación para establecer cómo salió a la luz pública un explosivo memorando confidencial sobre el encuentro que el pasado 29 de marzo sostuvieron en Washington el canciller socialdemócrata, Gerhard Schröder, y el presidente de Estados Unidos, George Bush. En la reunión se habló de la actividad terrorista del dirigente libio Muammar el Gaddafi.

Uno de los asistentes a la reunión, el embajador alemán en Estados Unidos, Jürgen Chrobog, redactó la nota. Ya en Berlín, el documento se repartió a más de una docena de responsables de la política exterior alemana, tras su revisión por el consejero para política exterior de Schröder, Michael Steiner, quien también había asistido al encuentro de Washington. Todo indica que alguno de ellos pasó el escrito a un despacho de abogados, que, a su vez, lo han facilitado a la prensa alemana.

Los extractos publicados esta semana son una de las escasas oportunidades de estudiar cómo los líderes internacionales juzgan a sus contemporáneos cuando no hay micrófonos de por medio. Al evaluar la situación en el Oriente Próximo, el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, afirmó sobre el dirigente palestino Yasir Arafat: 'Ha perdido todo contacto con la realidad'. Powell descartó cualquier mediación estadounidense si antes no cesa la violencia en los territorios ocupados.

Sobre otros líderes de la región, Schröder afirmó que el presidente sirio, Bachar al Assad, es el más 'inteligente', pero también el más 'impotente'. El canciller incluso calificó de 'horrible' una reunión con los ministros del Gabinete ministerial sirio.

Al lado de un intercambio de opiniones bastante favorable sobre el presidente ruso, Vladímir Putin, en el encuentro se habló también del líder libio, Gaddafi. Según el documento, en una reunión con el consejero alemán Steiner, Gaddafi admitió que Libia estaba detrás del atentado contra el avión de Pan Am que explotó sobre Lockerbie en Escocia y que ordenó el atentado a la discoteca berlinesa de La Belle en 1986. El proceso sobre este atentado, en el que murieron tres personas y más de 200 resultaron heridas, se celebra en la capital alemana. Los abogados de las víctimas, a quienes se filtró el documento, tienen previsto citar a Steiner como testigo ante el tribunal de Berlín que intenta esclarecer el atentado.

Varios medios alemanes reprodujeron estos días el texto del documento ministerial que ha provocado el escándalo. El pasaje más controvertido reza así: 'El director ministerial Steiner informa sobre sus conversaciones con Gaddafi en Libia. Éste ha confesado que Libia ha participado en acciones terroristas (La Belle, Lockerbie). Él [Gaddafi] declaró haber abjurado del terrorismo y pidió una oportunidad para poder demostrar esa nueva actitud de Libia. También Gaddafi tiene miedo ante las corrientes fundamentalistas'.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción