Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un coche bomba en un lujoso barrio de Medellín provoca siete muertos y más de 130 heridos

Lucha a muerte entre paramilitares y una banda de narcotraficantes en Colombia

La guerra declarada entre los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia y la banda llamada La Terraza, que otrora fuera la más poderosa organización de sicarios del país al servicio del narco Pablo Escobar, podría estar detrás del coche bomba que explotó en la madrugada de ayer en un exclusivo barrio de Medellín con el resultado de siete muertos y más de 130 heridos.

El lugar de la explosión, llamado El Poblado, se encontraba abarrotado de público que disfrutaba de la vida nocturna. Según las autoridades los terroristas -dos hombres y dos mujeres- abandonaron un Renault 9 cargado de explosivos frente a un restaurante y accionaron la carga. 'Vi una bola de fuego que se levantaba hacia el cielo. En medio de la polvareda caían los vidrios de los edificios y las hojas de los árboles', relató el vigilante de un párking.

Los heridos, la mayoría jóvenes estudiantes o profesionales, pasan de 130. Ocho de ellos se debatían ayer entre la vida y la muerte. La violenta explosión causó graves daños en unas tres manzanas a la redonda, 44 locales quedaron completamente destrozados y los daños materiales son incalculables.

'Hoy los sicópatas quieren ensañarse nuevamente con Medellín', declaró dolido Isaac Gaviria, gerente de Metroseguridad de la ciudad. Es el segundo atentado terrorista de este tipo que soporta esta ciudad en este año. El pasado 11 de enero otro artefacto explosivo fue activado en El Tesoro, un centro comercial en un conocido sector residencial. Una mujer murió y mas de 50 personas resultaron heridas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2001