Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Proyectos de dos en dos

El Parlament vota dos veces un puente sobre el Ter y la cobertura de la Gran Via repite presentación

El pasado mes de diciembre fue presentado el proyecto de semicobertura de la Gran Via de Barce-lona entre la plaza de las Glòries y la calle de Extremadura. Estuvieron presentes el segundo teniente de alcalde, Antoni Santiburcio, y el director general de Carreteras, Jordi Follia. Ayer se repitió el evento, cambiando al director general por el consejero de Política Territorial, Pere Macias. En ninguno de los dos casos quedó claro cómo pagará la obra el Gobierno catalán.

Casi a la misma hora, ayer también, la comisión de política territorial aprobaba en el Parlament la construcción de un puente sobre el Ter en la carretera entre Flaçà y Sant Jordi Desvalls. El proyecto concitó la unanimidad de los diputados. No era para menos: el mismo proyecto había recibido el visto bueno del Parlament en el año 1996, según se encargó de recordar la diputada de IC-V Bet Font.

El proyecto de cobertura de la Gran Via presentado ayer tiene ligeras variantes respecto al del pasado diciembre, en especial en lo referente al trazado del tranvía, que ahora no va totalmente soterrado. Pero el asunto principal -cómo se pagará la obra- no quedó claro ni en diciembre ni ayer. Santiburcio aseguró que la aportación municipal (el 50% de los aproximadamente 10.000 millones de pesetas necesarios) será incluida en los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona a partir del próximo año y dividida en partes iguales hasta el año 2004, cuando debe estar finalizada la obra. Pere Macias, por su parte, no despejó la incógnita. Primero remitió a los presupuestos y luego dijo que ya se verá cuando esté listo el proyecto constructivo y se conozca el importe exacto de la obra.

El puente sobre el Ter no tiene problemas presupuestarios, pero tampoco proyecto ni fecha siquiera aproximativa. La propuesta para que se realice la obra fue presentada por el Grupo Popular. La votaron el resto de las formaciones políticas. La diputada Bet Font no ocultó que su voto afirmativo era más escéptico ante lo que, dijo, era otro incumplimiento por parte del Gobierno de la voluntad parlamentaria.

Bet Font recordó que una propuesta casi idéntica fue aprobada en 1996 por el Parlament. El diputado Joan Boada, también de IC-V, preguntó meses más tarde al entonces consejero de Política Territorial, Artur Mas, cómo estaba la obra. La respuesta señalaba que estaba pendiente de disponibilidad presupuestaria. En un sentido muy similar se pronunció, dos años más tarde, su sucesor, Pere Macias. Ahora el Parlament vuelve a pedir el puente. Un diputado ironizaba: 'Si sigue la sequía, cuando se haga el puente habrá que construir también un río'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 2001