Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soldados israelíes matan a un líder de Yihad Islámica

Ahmed Jalil Issa Ismail, de 36 años, dirigente del movimiento integrista Yihad Islámica en Cisjordania y padre de cinco hijos, fue abatido ayer por francotiradores israelíes cuando se encontraba en las puertas de su comercio, en el pueblecito de Artas, cerca de Belén. Con esta operación, el Gobierno israelí ha eliminado a uno de sus peores enemigos, a quien mantuvo más de ocho años en la cárcel y que fue puesto en libertad hace un año tras cumplir condena por su relación con diversos atentados.

En los últimos 10 días, ocho activistas vinculados al partido gubernamental palestino Al Fatah han sido abatidos también en operaciones encubiertas del Ejército israelí, que hasta ahora se ha negado a reconocer oficialmente. Sin embargo, el primer ministro israelí, Ariel Sharon, confesó públicamente hace poco la existencia de esta guerra secreta contra los palestinos al declarar a la prensa: 'Hay cosas que hacemos y que continuaremos desmintiéndolas y otras que las haremos sin desmentirlas. En cualquier caso, todo el mundo sabrá que Israel es el responsable. Hay métodos que permanecerán siempre secretos'.

Poco después de que se registrara este atentado, carros de combate israelíes dispararon contra un cuartel palestino en Jericó, destruyendo varias dependencias y provocando una decena de heridos. La operación se produce dos días más tarde de que el Ejército de Israel levantara parcialmente el asedio impuesto desde hace meses a la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de mayo de 2001