Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete funcionarios bajo la lupa de la justicia

La trama de ex cargos de Hacienda en Barcelona, algunos titulares de importantes patrimonios, ofreció un trato fiscal 'irregular' al grupo Núñez y Navarro, según señala la querella de la Fiscalía Anticorrupción. La investigación en marcha sobre las empresas del antiguo presidente del FC Barcelona se extiende a otras empresas y constructores barceloneses, como Ibusa y Torre Mitre.

La imputación de 11 delitos a un total de 19 denunciados, de los que siete eran inspectores fiscales, se centró en principio en los pagos del Grupo Torras a los ex altos cargos de Hacienda Josep Maria Huguet y Ernesto de Aguiar, corroborados ante el juez por el abogado Juan José Folchi, también imputado. Aquella crisis motivó la dimisión de Josep Borrell, ex superior jerárquico de Huguet y Aguiar, como secretario general del PSOE. Además de Huguet y De Aguiar, se investiga a Manuel Abella, Roger Bergua, Miguel García Hoffmann, Álvaro Pernas y José Lucas Carrasco.

El juzgado orientó luego su investigación a clarificar la relación de los inspectores con algunas empresas. La querella de la Fiscalía Anticorrupción les imputa supuestos delitos de cohecho, prevaricación, actividades prohibidas a funcionarios públicos, falsedad documental, tráfico de influencias, fraude, revelación de secretos y uso indebido de información privilegiada. Sólo Pernas está en prisión preventiva, acusado de haberse enriquecido mediante presuntos cobros a empresas constructoras. Algunas de ellas, como Metro 3, dijeron ante Hacienda y la fiscalía que Pernas las había extorsionado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de mayo de 2001