Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España tiene unos 120.000 seropositivos

Unas 120.000 personas son seropositivas en España, es decir, tienen en su sangre el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), causante del sida. Estas personas no son enfermas, pero pueden llegar a serlo. El número de casos de sida -los realmente enfermos cuyas defensas se han visto debilitadas por efecto del virus- registrados por el Ministerio de Sanidad y Consumo desde el comienzo de la epidemia en 1981 y hasta el 31 de diciembre de 2000 es de 60.458. Esta cifra es ligeramente superior a los 59.644 casos que las estadísticas oficiales ofrecían a finales del año pasado. La diferencia se debe a que hay diagnósticos de contagios que tardan en verificarse y en notificarse a las autoridades. Del total de enfermos diagnosticados, aproximadamente el 55% ha muerto.

Madrid y Cataluña son las comunidades con más casos acumulados, con 14.174 y 13.038 respectivamente (ver gráfico). Si se pone en relación el número de enfermos y la población, la cifra más alta corresponde a Baleares, con una tasa de 100,8 casos de sida por cada millón de habitantes. La mejor, Extremadura, con sólo 5,5 casos por millón (en Internet en www.msc.es/sida).

Los números confirman que los nuevos casos de sida disminuyen. En 2000 hubo 2.511, según las cifras corregidas, un 13% menos que los 2.885 nuevos enfermos de 1999. De ellos, el 78% fueron hombres. Más de la mitad de los nuevos casos (1.403) corresponden a drogadictos que compartieron jeringuillas. Las prácticas heterosexuales sin protección fueron responsables de 559 nuevos sidas (el 22%), el doble que los atribuibles a relaciones homosexuales o bisexuales de riesgo (287, el 11%).

El año pasado hubo cuatro casos de sida por el uso de hemoderivados contaminados, cinco por transfusiones y, lo más llamativo, 12 por transmisión de madre a hijo, un contagio que puede evitarse fácilmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de mayo de 2001