Los proyectos de abastecimiento y saneamiento de aguas en Vizcaya requieren una inversión de 6.000 millones

La inversión global en proyectos hidráulicos para Vizcaya rondará este año los 6.000 millones de pesetas, puesto que la Diputación cofinancia los proyectos en una media del 75% y el 25% restante corresponde a los ayuntamientos. 'Aunque hay algunas que costeamos al 100%', dijo la diputada foral.

La Diputación aportará casi 3.000 millones para actuaciones en saneamiento. Además de los 1.500 para el tramo Basauri-Etxebarri, destacan los casi 600 millones para la comarca de Urdaibai, en concreto para evitar el vertido de aguas residuales a las playas de Laga y San Antonio.

En abastecimiento, la institución foral aportará algo más de 1.500 millones, de los que más de la mitad (887) se destinarán a la comarca del Duranguesado. En concreto, se creará un anillo de abastecimiento para los 12 municipios de esta zona y se ejecutará una red en Amorebieta.

Más información

Las actuaciones incluyen además la habilitación de más de diez kilómetros de tuberías para el abastecimiento en la zona de Carranza, con una inversión de casi 150 millones.

Junto a ello, se contempla la construcción de estaciones meteorológicas para evaluar de forma continuada el caudal de los ríos y la calidad de las aguas. Entre ellas destaca la que se habilitará en Güeñes, en el río Herrerías, puesto que obtendrá información tanto de este cauce como del Kadagua, según destacó la diputada vizcaína.

Los 4.500 millones de inversión de este año superan las cifras de ejercicios anteriores, en las que se han 'invertido cerca de 3.000 millones'. Solabarrieta justificó que las obras no beneficien a las comarcas de las márgenes izquierda y derecha 'porque a ellos les tocó antes, empezaron en el año 90 y ya tienen resuelto el abastecimiento y saneamiento de agua'.

La titular de Medio Ambiente dijo que actualmente el 98,2% de los vizcaínos tienen asegurado el abastecimiento de agua, en cumplimiento de las directivas europeas que ponen como fecha límite para garantizar el servicio el año 2005. 'Con estas actuaciones, que no estarán todas cerradas para el 31 de diciembre, la totalidad de los núcleos urbanos quedaría asegurado y restarían sólo áreas dispersas. Nos acercaremos al 99% de la población'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de abril de 2001.