Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puerto Rico exige en los tribunales el fin de las maniobras de EE UU

La Marina tiene previsto reanudar hoy sus bombardeos en Vieques

En anuncios publicados en The Washington Post y The New York Times, los cantantes Ricky Martin, Marc Anthony y José Feliciano, todos ganadores de premios Grammy, el actor Benicio del Toro, recién galardonado con un oscar por su interpretación en la película Traffic, y campeones de béisbol, boxeo y golf como Roberto Alomar y Chichi Rodríguez, exigieron al presidente de EE UU, George W. Bush, que 'detenga ya el bombardeo de Vieques'. 'Los derechos humanos y las vidas de 9.000 ciudadanos estadounidenses residentes en esa isla están en peligro', aseguran, además, las personalidades puertorriqueñas.

La juez Gladis Kessler recibió ayer, en Washington, la demanda presentada por Calderón. La gobernadora le pedía que dictara una orden urgente para detener la reanudación de los bombardeos, que 'amenazan la salud pública' y violan una 'ley contra el ruido' aprobada a tal efecto el lunes por el Legislativo puertorriqueño.

El presidente Bush no parece muy sensible a estos llamamientos. Una prueba es que el Departamento de Justicia de EE UU le pidió a la juez Kessler que se inhiba del caso y que lo trasladara a un tribunal federal de Puerto Rico. Se trata de una maniobra para retrasar el asunto y permitir que los ejercicios de bombardeo puedan comenzar hoy, tal y como está previsto.

La masiva oposición puertorriqueña a las maniobras de la Marina estadounidense en la pequeña isla de Vieques se enardeció en 1999 cuando un civil murió a causa de la explosión de una bomba. Tras una suspensión temporal, el Pentágono decidió continuar con esas prácticas en la fase final de la presidencia de Bill Clinton. Argumentó que no dispone de otro lugar para que la Marina practique con fuego real en el Atlántico.

Pero los puertorriqueños están decididos a que su caso sea escuchado. El mensaje de las celebridades difundido ayer recordaba que 'los puertorriqueños están en primer lugar a la hora de presentarse voluntarios a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, morir en acción y recibir la medalla de honor del Congreso'.

Un grupo de habitantes de Vieques, dirigido por el obispo Rubén González Medina, anunció el envío de una carta al papa Juan Pablo II pidiéndole que inste a Bush a terminar con los bombardeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2001