Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cela identifica al Monarca con la imagen de libertad

Camilo José Cela no eludió ayer entrar en la polémica. El Nobel y marqués de Iria Flavia, como le presentó el director de la Academia de la Historia, Gonzalo Anes, era el encargado de cerrar el ciclo Veinticinco años de reinado de S. M. Don Juan Carlos I, que desde noviembre se ha celebrado en esa Academia. Lo hizo con un elogioso discurso sobre la persona del Rey, al que 'los españoles identificamos con la imagen de libertad'.

Antes de iniciar su conferencia, mientras esperaba la llegada del Príncipe, el Nobel defendió a capa y espada las palabras del Rey en la entrega del Cervantes. Fue más bien parco, pero de forma rotunda afirmó que 'el Rey tiene mucha razón' y consideró que al Monarca 'no hay que implicarlo en el juego político'. Sin embargo, se mostró comprensivo con la encendida reacción de algunos nacionalistas y se puso en su pellejo: 'Si fuera nacionalista, seguramente opinaría lo mismo. Lo encuentro, desde su punto de vista, hasta razonable'.

Se acabaron las preguntas, llegó el Príncipe, y Cela repasó en su conferencia, La persona del Rey, qué es ser español ('la forma peculiar que tenemos los españoles de ser y de no ser, de vivir y hasta incluso morir')y qué es España ('el producto de la convivencia, la lucha, la recíproca destrucción y la fusión de tres razas y tres religiones'). Se paró además en ese carácter solitario de los españoles cuando tienen que acometer empresas. 'España es fábrica de hombres capaces, si se les deja solos, de las empresas más luminosas. Es curioso este solitario sentido de esta sociabilidad insociable y de la eficacia del español'.

'El Rey ha acertado a entender cuáles eran los anhelos del pueblo' y 'no perdió ni un solo minuto de ese tiempo que la Historia puso en sus manos', dijo Cela. Y, tal y como empezó, el escritor acabó con una dedicación al Monarca: 'El Rey, antes lo dije, es el arquetipo de español'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 2001