Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PREVENCIÓN

Los zapatos de tacón alto y ancho son tan malos para las rodillas como los de punta fina

Muchas mujeres creen que los zapatos de tacón ancho, por ser más estables, son menos dañinos para la rodilla que los de punta fina. Es una creencia errónea. Quienes usan tacones anchos tienen tanto riesgo de sufrir artritis de rodilla como las que usan tacón de aguja de la misma altura, según una investigación de la Facultad de Medicina de Harvard, Bostón (Estados Unidos), a la que se refiere la revista The Lancet.

Dado que al andar descalzos se producen similares torsiones en hombres y mujeres, no se explicaba el hecho de que la incidencia de osteoartritis de rodilla fuera el doble en las mujeres que en los hombres. Se tenía la convicción de que los zapatos altos con tacón de aguja exageraban las torsiones (presiones en las articulaciones) de las rodillas al caminar y que éste era un factor relevante para el desarrollo de osteoartritis en la rodilla.

Un equipo dirigido por Kasey Kerrigan estudió a un grupo de mujeres con una media de 34 años y 59 kilos de peso que se encontraban cómodas con zapatos de vestir de tacón ancho y tacón estrecho, ambos de siete centímetros de altura. Se comprobó que ambos tipos de zapatos ejercían una presión específica en la articulación de la rodilla (torsión anómala) del 26% y del 22% para los tacones anchos y estrechos, respectivamente.

El aumento de la torsión anómala impone mayores fuerzas de compresión en la parte media de la rodilla. Los autores concluyen su exposición con una recomendación: llevar tacones bajos o zapatos planos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 2001