Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 soldados de la Sfor resultan heridos en choques con nacionalistas croatas

Decenas de nacionalistas radicales bosniocroatas asaltaron ayer la sede del Banco de Herzegovina en Mostar (Bosnia) después de que las tropas internacionales de estabilización (Sfor) registraran las instalaciones en busca de pruebas que vinculen la institución bancaria con el nacionalismo bosniocroata que pretende la desintegración de la federación croato-musulmana de Bosnia. Al asalto de los ultranacionalistas -con destrozos en el mobiliario, agresiones a los trabajadores internacionales y robo de dinero y documentos-, siguieron violentos incidentes por la ciudad, con enfrentamientos con los soldados de Sfor y algunos disparos esporádicos. 25 soldados, entre ellos españoles, estadounidenses, franceses, italianos e irlandeses habían resultado heridos leves, según Reuters. Un portavoz de Sfor, el teniente Hanson, informó a este periódico desde Sarajevo que ninguno de los militares heridos lo había sido 'de gravedad' y que ninguno requería hospitalización. Según Hanson la situación estaba a media tarde de ayer 'bajo control de la Sfor', aunque no quiso confirmar si habían sido enviadas unidades de refuerzo a la zona. Desde Madrid, la Dirección General de Relaciones Informativas y Sociales de la Defensa (DRISDE) informó de que ningún soldado español había sufrido percance alguno y que los heridos en los enfrentamientos eran leves, por pedradas recibidas. En Mostar se encuentra desplegada la Agrupación táctica de la Legión Alejandro Farnesio.

Las fuerzas internacionales se vieron obligadas a emplear helicópteros y material antidisturbios para disolver a miles de manifestantes que cortaron varias calles mediante barricadas de coches incendiados y se concentraron amenazadoramente ante el edificio donde tienen su sede numerosas organizaciones internacionales.

Los disturbios comenzaron a fraguarse por la mañana cuando la Sfor irrumpió en las sucursales del Banco de Herzegovina para investigar las posibles actividades ilegales 'contrarias a los acuerdos de paz de Dayton' de la entidad. La sede de la entidad bancaria se encuentra en Mostar y entre los miembros de su dirección está el separatista Ante Jelavic, quien formara parte de la presidencia colegiada de Bosnia-Herzegovina hasta el pasado mes de marzo, en que fue destituido de su cargo e inhabilitado por el administrador de las ONU en Bosnia, Wolfgang Petrisch, bajo la acusación de atentar gravemente contra los acuerdos de paz de Dayton. Según aseguró el mismo Petrisch en el banco habría una cuenta con más de 4.500 millones de pesetas destinadas a actividades ilegales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de abril de 2001