Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncia contra Telefónica por dejar sin servicio a 800 locutorios

La empresa Vic Telehome presentó ayer una denuncia contra Telefónica ante la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) por la suspensión de 6.500 líneas del antiguo monopolio de telefonía, que desde el pasado miércoles dejó sin servicio a más de 800 locutorios -regentados en su mayoría por inmigrantes-, en toda España. Telefónica asegura que Vic Telehome le adeuda más de 3.000 millones de pesetas y que ésa es la razón por la que se han visto obligados a dejar sin servicio las líneas alquiladas por Vic Telehome.

En el escrito que presentó ante la Comisión, la empresa de locutorios afirma que el pasado junio obtuvo una licencia de operador de telefonía de clase A, lo que, a su juicio, ha llevado a Telefónica a 'trazar una estrategia para apartar del mercado de las telecomunicaciones al actual cliente y futuro competidor, Vic Telehome'. Según la nota, 'el enorme potencial del mejor de los clientes sería utilizado para competir en el mercado, lo cual era más de lo que el operador dominante podía soportar'.

En su escrito, Vic Telehome califica de 'inexistente' el retraso en el cumplimiento de sus obligaciones. Y asegura que, aún en caso contrario, Telefónica no cumplió con el preaviso de 15 días a que se refiere el artículo 41.3 del Reglamento Técnico de prestación del servicio telefónico. Vic Telehome sostiene que la notificación de la suspensión de las líneas llegó sólo 'con cuatro horas de antelación'.

La compañía, que controla un 50% del mercado de locutorios, ha solicitado a la CMT que 'con carácter cautelar ordene a Telefónica que reanude inmediatamente el servicio hasta tanto se emita la resolución correspondiente'.

'Cliente que no paga'

Telefónica, por su parte, se mantuvo ayer firme en su postura. Fuentes de esta compañía aseguraron que Vic Telehome 'incumplió reiteradamente' los plazos que se le dieron para saldar su deuda y que los preavisos del corte de las líneas 'se hicieron varias veces'. 'En este caso a Vic Telehome se le interrumpe el tráfico de las líneas en calidad de un cliente que no paga. La deuda iba siendo cada vez mayor'.

El negocio de Vic Telehome consiste en comprarle a Telefónica grandes paquetes de tráfico telefónico que después revende a los dueños de los locutorios. Los propietarios de estos establecimientos son, en su mayoría, inmigrantes que viven de esa actividad y que ayer continuaban sin servicio.

Vic Telehome nació en 1996 y en poco tiempo se convirtió en líder del sector. De los casi 500 locutorios que hay en Madrid, 300 le pertenecen. La empresa tuvo entre sus accionistas a Arturo Baldasano, que fue presidente de Telefónica Media durante una etapa del anterior presidente de la operadora, Juan Villalonga. Otra empresas del sector, se quejaron en múltiples ocasiones de 'las bajas tarifas' que Telefónica ofrecía entonces a Vic Telehome.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de abril de 2001