Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Confirmo la noticia

'Pasillos atestados de pacientes y médicos y enfermeras trabajando en mitad de los corredores'. Confirmo totalmente esta noticia, aparecida en su periódico el sábado 10 de marzo de 2001, ya que el día 8 de marzo pasé cuatro horas en urgencias del Gregorio Marañón y ése era el tremendo 'espectáculo' que se contemplaba.

También pude comprobar directamente que para revelar una placa hizo falta una hora y cincuenta minutos, ya que, según me informaron, había dos aparatos estropeados. Cuando ya llegó la radiografía a la sala de asistencias que me correspondía hubo que esperar una hora más porque, según me dijeron, 'los cirujanos no estaban'.

Al llegar las cirujanas esperé un tiempo prudente, y cuando me dirigí a una de ellas para saber en qué momento iba a ser atendida, recibí una regañina bastante impertinente por haber osado preguntar, y me dijo que lo haría cuando pudiera, sin concretar, ante mi insistencia, si ese poder iba a ser cuestión de media hora, de una, de dos o de más. Le pedí entonces que me diera la radiografía para marcharme del hospital y acudir a otro lugar; no pasaron cinco minutos y fui atendida. El resto del personal fue atento y correcto ante las quejas que recibieron de diversos pacientes por la tardanza en la asistencia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2001