Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elorza dice que el ex colaborador de ETA no reingresará en la policía local de San Sebastián

El ex colaborador de ETA Patxi Añorga, condenado a seis años de cárcel por pasar información a la banda terrorista para cometer atentados, no trabajará como guardia municipal de San Sebastián. El funcionario puso ayer su destino laboral 'en manos' del alcalde donostiarra, Odón Elorza. 'Estoy abierto', dijo, 'a solucionar el tema'. Apenas una hora después, el primer edil anunciaba que el Ayuntamiento reubicará a Añorga fuera de la policía local, aunque inicialmente deberá incorporarse a su puesto. Elorza explicó que el 'arrepentimiento' del ex colaborador de ETA y la conveniencia de favorecer su reinserción determinaron que no se le expulsara del cuerpo 'en un contexto político muy diferente al actual'.

El regidor donostiarra afirmó que 'más allá del delito objetivamente cometido, no debe desconocerse el largo tiempo transcurrido desde que los hechos se produjeron y, en especial, la manifiesta actitud del señor Añorga de desvincularse de tales acciones'.

'Todo ha cambiado', señaló el alcalde, y preguntó en voz alta: '¿No ha cambiado el Código Penal, la Ley del Menor, o es que las posiciones, principios o leyes son inmutables? ¿No estaba hablando hace dos años y pico el Gobierno con ETA y eso hoy sería un auténtico sacrilegio?'.

Todo el procedimiento se realizó, según Elorza, conforme a la legalidad. La resolución, dijo, era 'algo transparente y estaba al alcance de la mano de cualquiera desde que se inició en 1993'. Respondía así a su socia de gobierno, la teniente de alcalde María San Gil (PP), quien había manifestado minutos antes que se enteró del regreso de Añorga a la guardia municipal por la prensa. 'Nosotros no hubiésemos tomado esa decisión ni la conocimos', dijo la concejal.

Por su parte, Añorga, que compareció acompañado de representantes del sindicato independentista LAB, salió en defensa del alcalde al asegurar que 'estamos en plena campaña y el PP coge ahora mi caso como excusa y como ariete para ir contra Elorza'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2001