El partido de Fox no acudirá hoy a escuchar a Marcos en el Congreso

Los zapatistas irán cubiertos y tendrán 90 minutos para intervenir

Está previsto que la guerrilla haga uso de la palabra en la tribuna de oradores durante 90 minutos y los 24 jefes rebeldes asistirán con pasamontañas. El ingreso en el hemiciclo del grupo sublevado en Chiapas el 1 de enero de 1994, durante el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), fue aprobado la pasada semana por 220 votos a favor, y 210 en contra: 188 perteneciente al PAN, donde milita el presidente, Vicente Fox, y 21, al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Un total de 143 diputados de este último partido, que gobernó México durante 71 años, hasta su derrota en las elecciones del pasado 2 de julio, votaron a favor de la entrada de los rebeldes en el salón de plenos.

La crisis de Chiapas causó serias divergencias en el PRI, y entre las filas del PAN y el propio jefe de Gobierno, partidario de restar razones al EZLN aceptando sus exigencias. El presidente del partido oficialista, Luis Felipe Bravo Mena, llamó a limar asperezas, a conseguir que el diálogo de paz exhiba las convergencias y las discrepancias de los diferentes actores del conflicto sin caer en la lógica de una confrontación 'buena para la propaganda y la escenografía, y el divertimento público, pero que no va al fondo de las cosas'.

La sesión de hoy tendrá una duración de cerca de cuatro horas y no será plenaria sino de comisiones, pero podrán asistir todos los diputados y senadores que lo deseen. EL EZLN tendrá una primera intervención de 45 minutos, los diferentes grupos parlamentarios, cinco minutos, y se procederá después a un cruce de argumentaciones entre las partes, y otros tres tiempos de 15 minutos de desahogo de argumentos de los zapatistas y de los representantes de los 10 millones de indígenas mexicanos, afiliados muchos a los diferentes partidos nacionales. El aforo del salón de plenos es de 1.690 personas. Los invitados de los grupos parlamentarios y del EZLN ocuparán las galerías. Un total de 260 delegados indígenas, de las 57 etnias nacionales, o del Congreso Nacional Indígena, estarán presentes en el palacio legislativo. El Gobierno ha sido invitado como espectador.

El subcomandante Marcos y los 23 comandantes ocuparán los espacios reservados para los secretarios de Estado en sus informes de gobierno. En la relación de 110 invitados de la guerrilla figuran un zapatista muerto en los combates con el Ejército de hace siete años, seis indígenas presos o con órdenes de captura nacionales, Antonio Vargas, líder de los indígenas ecuatorianos, y dirigentes de indígenas nicaragüenses, venezolanos y colombianos. 'Por primera vez (los indígenas) no entrarán por la puerta trasera del Congreso, y tendrán presencia en condiciones dignas y respetuosas', destacó un comunicado del EZLN.

El presidente Fox ha apurado el cumplimiento de las exigencias impuestas por los insurrectos para reanudar el diálogo de paz, interrumpido en 1996, a fin de evitar que el EZLN le acuse hoy de emitir 'sólo declaraciones'. La liberación de presos, y la retirada del Ejército de las siete posiciones señaladas pretenden impedir que los oradores indigenistas, con el subcomandante Marcos a la cabeza previsiblemente, denuncien simulación en los discursos oficiales, y establezcan paralelismos entre las políticas del PRI durante los últimos seis años, y las aplicadas por la nueva Administración desde el pasado 2 de diciembre. El secretario (ministro) de Interior, Santiago Creel, anunció que en los próximos días culminará el desalojo de tres campamentos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción