Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURA | LAS PIEZAS ESTÁN EN EL CONVENTO DE CANALS

Cultura toma medidas para proteger las obras de las clarisas de Xàtiva

El nuevo inventario de las piezas, que será cotejado con el que realizó en su día el director del Museu de L'Almodí de Xàtiva, Marià González Baldoví, permitirá comprobar el estado de las obras e incluso averiguar de que forma se trasladaron. De hecho, una de las mayores preocupaciones de la consejería durante estos días ha sido comprobar el estado en que se encuentran las piezas de un gran valor histórico.

Las clarisas trasladaron inesperadamente durante la semana pasada unas 200 obras de arte desde el Real Monasterio de Santa Clara de Xàtiva hasta el convento que la orden tiene en Canals por extinción del primero. La manera en que fueron desplazadas es una de las cuestiones que más interés tienen en desvelar los técnicos de patrimonio de la Generalitat.

Las mismas fuentes autorizadas recalcaron la determinación de la Administración valenciana de 'tomar todas medidas necesarias para proteger el patrimonio valenciano' a la vez que aseguraron que se mantienen contactos permanentes con el Arzobispado.

Por otra parte, en un comunicado enviado desde la agencia Avan, el arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, aseguraba que las obras se encontraban en el convento que la orden de las clarisas tiene en Canals y afirmaba que el Arzobispado 'velará para que las religiosas franciscanas procedan con total rectitud de acuerdo con las normas canónicas y civiles'. El arzobispo expresaba su deseo de que se respetara la vinculación del patrimonio histórico-artístico de la ciudad de Xàtiva 'manteniendo su finalidad religiosa originaria'. Agustín García-Gasco manifestó su 'sorpresa' con 'el modo de producirse los hechos y la falta de consideración a la Iglesia en Xàtiva'. El arzobispo explicó que el traslado de las piezas a Canals era provisional y que se hizo 'para evitar cualquier pérdida' dado el inminente cierre de Santa Clara de Xàtiva. Según el comunicado el emplazamiento de definitivo de las obras de arte, 'examinadas por la superiora del monasterio para confirmar la fidelidad el invetario original se cedirá velando el cumplimiento de la normativa canónica y civil en los próximos días'. La supresión del monasterio será definitiva después de quedar autorizada por el arzobispo de Valencia.

Por otra parte, Marià Gonzàlez Baldoví, ditrector del Museo de Xàtiva, aseguraba ayer que 'nadie negaba a las religiosas la propiedad de las piezas interconectadas con la historia de Xàtiva, que tiene la obligación moral de proteger por su patrimonio'. Gonzàlez, aseguró que un buen lugar para las obras sería, previa adecuación del edificio, el convento setabense de Santa Clara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2001