Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno anula el hermanamiento de varios municipios con poblados saharauis

Ansuátegui arguye que España no reconoce como Estado a la República Árabe Saharaui

La aplicación del artículo 66 de la Ley de Bases de Régimen Local, que faculta al Estado para requerir la anulación o impugnacion de los acuerdos de las entidades locales, puede dar al traste con los hermanamientos que los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid tuvieran pensado ejecutar con otros municipios, o dairas, de la República Árabe Saharaui en los que habitan miles de refugiados de este pueblo africano.

Buena cuenta de ello pueden dar los ayuntamientos de Torrejón de Ardoz, Rivas-Vaciamadrid y Tres Cantos, que han visto cómo tras comunicar, tal y como obliga la Ley de Bases de Régimen Local, a la Delegación del Gobierno sus acuerdos plenarios -en los que se acordó establecer hermanamientos con poblados saharauis-, han recibido la orden de celebrar un nuevo pleno para anular dichos acuerdos, so pena de ser denunciados ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid 'por injerencias en la política exterior del Estado español'.

Una de estas localidades, Torrejón de Ardoz, ya tiene una causa abierta por este motivo en el Tribunal Superior. A Rivas-Vaciamadrid la Delegación del Gobierno le comunicó el pasado 21 de febrero que debía celebrar otro pleno para anular el acuerdo de hermanamiento aprobado previamente con la daira de Tichla Auserd. Fausto Fernández (IU), alcalde de Rivas, anunció que el pleno para anular el hermanamiento se celebrará mañana, pero también apuntó que él mismo solicitará la 'reprobación' de Francisco Javier Ansuátegui 'porque representa la política de derechizacion del PP'. En cuanto a Tres Cantos, fuentes de la Delegación del Gobierno explicaron que 'se está ampliando la información referente a su hermanamiento con la daira de Agüenit y en breve se le comunicará la resolución final'.

Ansuátegui también acude a la jurisprudencia para anular estos acuerdos de hermanamiento con poblados saharauis. Una sentencia del Tribunal Supremo de 10 de noviembre de 1988 anuló el hermanamiento de la localidad canaria de Santa Lucía con otra daira porque 'cuando el Estado español no ha reconocido a otro Estado, un municipio del primero no puede entablar relaciones con un pueblo del segundo hasta el punto de acordar hermanamiento y máxima colaboración oficial entre las corporaciones de ambos'.

250 precedentes

Las reacciones a esta aplicación de la ley por parte de la Delegación del Gobierno en Madrid no se han hecho esperar. Abdulá Ahmed, representante del Frente Polisario en Madrid, afirma que en España existen 'más de 250 ayuntamientos que están hermanados con dairas saharuis, y otros 200 mantienen convenios de cooperación con los campamentos de refugiados. Abdulá asegura que ninguno de ellos ha tenido problemas con las respectivas delegaciones del Gobierno y cree que la de Ansuátegui es una 'estricta interpretación de la Ley por parte de un 'insolidario' delegado del Gobierno.

Ahmed califica como 'no razonable' la actitud de Ansuátegui ante lo que, según él, sólo son 'convenios de cooperación' entre ayuntamientos españoles y campamentos de refugiados saharauis 'en un intento de enmendar un antiguo error de la política exterior española'. La actuación del Delegado del Gobierno en Madrid 'supone la confirmación de que España tiene otros intereses con Marruecos para llevar al pueblo saharaui hacia su agonía', sentencia el representante del Frente Polisario en la región.

'Dentro de la ley'

A pesar de que el Ministerio para las Administraciones Públicas reconoció ayer que 'Ansuátegui esta dentro de la ley', lo cierto es que esta aplicación del delegado tiene poco reflejo en otras Comunidades Autónomas. Sin ir más lejos, en la provincia de Málaga, más de 50 municipios ostentan protocolos de hermanamiento con otros tantos poblados saharauis, según señala Francisco Guerrero, concejal de IU en el Ayuntamiento de esa ciudad.

El más claro exponente de estos hermanamientos tuvo lugar en 1998, cuando la entonces alcaldesa de Málaga y hoy ministra de Sanidad, Celia Villalobos, firmó el protocolo de hermanamiento entre Málaga y la Wilaya, especie de provincia saharaui de El Aaiún. Según Guerrero, el Ayuntamiento de Málaga realizó el mismo procedimiento que se recoge en la Ley de Bases de Régimen Local: moción en el pleno municipal, ratificación de todos los grupos políticos representados en el mismo y envío del acuerdo a la Delegación del Gobierno en Andalucía, que sí respetó la decisión municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de marzo de 2001