Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Flora y fauna urbanas

Manuel Tarancón, consejero de Cultura, como presidente in pectore de la Acadèmia Valenciana de la Llengua -o tal parece- y mediante una decisión salomónica ha metido en un mismo saco de talibán a los secesionistas lingüísticos -vulgo blaveros- y a sus antagonistas, los profesos de la unidad de la lengua catalana. Bien sabe el consejero dónde está la razón y el talento, la agrafía y la excelencia literaria. Por eso resulta más escandalosa esta abdicación de la coherencia.

- Enrique Cerdán Tato, escritor, periodista y mi tronco en esta misma página, ha sido ratificado como cronista oficial de Alicante, enmendando así el disparate que supuso el amago de su destitución. No son sabios, pero han rectificado y merece anotarse. Pero fiesta, y mayor, cumple celebrar por el rápido restablecimiento de su salud. Ese tabaco, esas copas, este oficio.

Juan Roig Alfonso, presidente de Mercadona, ha dado cuenta del espectacular crecimiento de esta firma. Todos los datos expuestos por este dinámico patrón propician el júbilo y el estupor. Pero saber que este año creará 3.200 puestos de trabajo y aumentará un 14 % los salarios invita al aplauso y reconocimiento público de esta empresa líder y valenciana.

- Rafael Maluenda, portavoz adjunto del grupo popular en las Cortes Valencianas, no anduvo muy fino al defender la gestión de su partido para que el Misteri d´Elx sea declarado patrimonio de la Humanidad. No necesitaba desdeñar los innegables desvelos en ese mismo sentido hechos por el Ayuntamiento de la ciudad de las palmeras. Y sobre todo, no debió asumir esa tarea, mucho más apropiada para su compañero, el diputado ilicitano Manuel Ortuño, que de la Festa sabe mucho más y últimamente parece ser el depositario de todos los desaires de su partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2001