La UE alerta del riesgo del uranio en los alimentos de Kosovo

El uranio empobrecido no es la causa de leucemias y cánceres detectados en soldados que estuvieron en los Balcanes, según el informe que la Comisión Europea encargó a científicos de los 15 países de la UE. Sin embargo, los expertos avisan de los efectos nocivos por su toxicidad para el medio ambiente.

El informe, presentado ayer en Bruselas, corrobora los datos que individualmente han sido realizados por otros Gobiernos europeos y se anticipa en algunas fechas al que el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente está preparando.

Los expertos sostienen que 'no se puede descartar la posibilidad de un efecto combinado de exposición a sustancias químicas tóxicas y carcinógenas y a radiación', pero afirman que no hay pruebas fehacientes para sustentar tal hipótesis.

Más información

No obstante, el informe advierte de los efectos nocivos para el medio ambiente y para la cadena de alimentos por la toxicidad del uranio empobrecido. Los científicos subrayan, en cualquier caso, que los efectos no son altos, pero insinúan la conveniencia de limpiar de chatarra bélica las zonas que fueron bombardeadas con esta munición durante la campaña militar en Bosnia y Kosovo.

En pleno furor del síndrome de los Balcanes, la OTAN se comprometió el pasado enero a acelerar la limpieza de chatarra en Bosnia y Kosovo. El plan preveía limpiar los restos de blindado que pudieron ser destruidos con munición provista de uranio empobrecido.

La Alianza Atlántica constituyó hace seis semanas un comité de investigación ad hoc para despejar sombras sobre el caso. En ese comité participan países que aportaron tropas durante la campaña en los Balcanes, así como la República Federal de Yugoslavia. El Parlamento Europeo solicitó una moratoria de esa munición en contra de la opinión mayoritaria de los países de la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de marzo de 2001.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50