Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La población de Pozuelo crecerá un 85% con el nuevo plan general

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Pozuelo prevé un techo de población de 115.000 personas en 2016, lo cual significa incrementar sus 62.010 habitantes actuales en un 85% en un periodo de quince años. Para conseguir atraer a esta población nueva, se urbanizarán 762 nuevas hectáreas, lo cual, unido a las 2.399 hectáreas de suelo urbano actuales, supone edificar en un 70% del término municipal y levantar 8.344 nuevas viviendas. Como contrapartida, el Ayuntamiento hará público el monte de Pozuelo y Montegancedo, actualmente en manos particulares.

Ecologistas en Acción denuncia que este plan afectará de forma grave a la Casa de Campo, a los arroyos del municipio y a la calidad de vida del ciudadano. El plan, aprobado inicialmente en pleno municipal, se encuentra en fase de estudio en la Consejería de Urbanismo y en la de Medio Ambiente de la Comunidad.

El alcalde de la localidad, José Martín-Crespo, del PP, opina que Pozuelo ya no es un pueblo. En consecuencia, los técnicos municipales han apostado por promover bloques de tres alturas. 'Hacer sólo casas unifamiliares es un error, hay que construir pisos, que permiten al municipio contar con más equipamientos deportivos y culturales', explica el regidor.

El nuevo planeamiento prevé 300 hectáreas de espacios libres, parques y jardines, a los que habrá que añadir el monte de Pozuelo y Montegancedo, cuando pasen a engrosar el patrimonio municipal. En cuanto al crecimiento urbanístico, los vecinos han mostrado un fuerte rechazo a 1.500 viviendas que se levantarán próximas a Montegancedo. Para pararlo, presentaron 250 alegaciones y una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente. Martín-Crespo defiende la actuación urbanística, ya que, a cambio de levantar estos inmuebles, el Ayuntamiento podrá adquirir el monte.

Zonas verdes cercadas

Santiago Martín Barajas, portavoz de Ecologistas en Acción, pide que se someta el plan a procedimiento de impacto medioambiental. Le preocupa el efecto que el desembarco de 53.000 personas pueda producir en la Casa de Campo. 'Se están cercando las zonas verdes más próximas a Madrid, con la consecuencia de que las especies se encierran, y las que desaparecen no se recuperan', explica. Además, insiste en que el entubamiento de los arroyos produce menor infiltración en el subsuelo. 'Existe el riesgo de que los fresnos de ribera, con una antigüedad de 200 a 300 años lleguen a secarse', subraya. Martín-Crespo descalifica al portavoz ecologista y considera que actualmente hay más agua en Pozuelo que cuando lo único que tenía eran campos de cultivo.

La portavoz del grupo socialista, Esther Alonso, cree que 'Pozuelo precisa un plan, pero no éste, que además engaña en las cifras'. 'No tienen en cuenta las viviendas que ya están en desarrollo en otros planes parciales. Por eso, llegaremos a los 140.000 habitantes', aclara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 2001