Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone erradicar la prostitución callejera con un gasto de 500 millones en medidas policiales y sociales

Dinero para luchar contra el comercio del sexo. El grupo municipal socialista pidió ayer al Ayuntamiento que invierta 500 millones de pesetas en medidas policiales y penales para terminar con la prostitución callejera en Madrid, en concreto con la que se ejerce en la Casa de Campo. Los vecinos de los barrios cercanos al parque han denunciado en varias ocasiones el aumento de la prostitución en la zona y la presencia de menores inmigrantes que trabajan como meretrices. 'No podemos permitir que en Madrid haya niñas esclavas', afirmó ayer Rafael Simancas, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento.

Simancas exigió que se aplique el artículo 187 del Código Penal, que persigue a los que promueven la prostitución infantil, y que la policía actúe de forma contundente en la Casa de Campo. 'Tenemos constancia de que hay menores. Que les pidan la documentación o que les hagan una radiografía en el antebrazo para concretar la edad', reclamó. De octubre a febrero, la Policía Municipal sólo llevó al Grupo de Menores del Cuerpo Nacional de Policía a dos chicas, ante las sospechas de que tenían menos de 18 años, según ha reconocido María Tardón, edil de Policía Municipal.

Los socialistas pidieron además que se luche contra las redes que trafican con mujeres y niñas para prostituirlas. 'Hay que ir más allá de los controles de alcoholemia que propone Tardón', concretó Simancas. El portavoz socialista pidió también la colaboración de la Delegación del Gobierno. 'Que haga algo más que disolver manifestaciones a porrazos', dijo.

Las medidas penales y policiales tienen que ir acompañadas, según los socialistas, de programas de reinserción de las prostitutas. 'Se tienen que crear más centros de día y pisos de acogida', explicó Simancas.

Para buscar una solución a la prostitución en la Casa de Campo, María Tardón aceptó el lunes la proposición de PSOE e IU de crear un foro de trabajo. 'Participaremos con buena voluntad, pero con escepticismo. Menos hablar y más ponerse a hacer algo', declaró el portavoz socialista.

En la Casa de Campo ejercen la prostitución 350 mujeres de manera constante, aunque hay que tener en cuenta que hay varios turnos, según el PSOE. Vecinos de Batán afirmaron ayer que la presencia policial ha aumentado en la zona y que hay menos meretrices. 'El año pasado por estas fechas hacía el mismo frío y había muchísimas más chicas', aclaró Manuel Dorado, presidente de la Asociación de Vecinos Casa de Campo-Batán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2001