Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juzgado archiva la denuncia contra un colegio de Amorebieta por no dar castellano en cursos de Primaria

El Juzgado de Instrucción número 1 de Durango ha archivado la denuncia presentada por un padre contra el colegio público Larrea de Amorebieta por no impartir la asignatura de Lengua Castellana en el modelo D (enseñanza íntegra en euskera con el castellano como asignatura) en los dos primeros cursos de Enseñanza Primaria. Según el juzgado, no existe ninguna infracción, por lo que acuerda su archivo.

El padre que presentó la denuncia mostró ayer su sorpresa por la actitud de la Justicia y por el hecho de que no fuera informado de la resolución. En declaraciones a EL PAÍS, el padre de este alumna del centro explicó: 'Me he enterado porque acudí al juzgado a ver lo que ocurría con la denuncia, no porque me hayan avisado. Me extrañaba la tardanza en tener noticias'.

El denunciante acudió al juzgado de Durango en abril pasado al comprobar que la escuela en la que estudia su hija de cinco años ha eliminado el castellano en el primer ciclo de Primaria, algo que no permite la ley.

El programa curricular establece que los alumnos deben recibir cuatro horas semanales de castellano en los dos primeros años de Primaria. Sin embargo, más del 40% de centros de modelo D no imparten castellano en esos cursos con la excusa de acelerar la inmersión en euskera y de que recuperan las horas perdidas en los otros cuatro cursos restantes que integran la Primaria.

Aunque se trata de una práctica habitual para favorecer la autonomía de los colegios a la hora de elaborar sus proyectos, el Departamento de Educación no permite la supresión completa del castellano en la primera etapa de Primaria; tan sólo acepta que se realicen ajustes.

A raíz de la polémica que suscitó la denuncia de este padre, el Parlamento vasco instó al departamento a cumplir la normativa y a mantener las cuatro horas semanales de castellano en los cursos de Primaria. Los partidos de la oposición sacaron adelante esta propuesta con la oposición de PNV y de EA. El padre que presentó la denuncia confirmó que en su centro se están dando ya dos de las cuatro horas exigidas por la ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2001