Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Militares dignos

Alcalá de Henares, Madrid

Aunque acaben de prescribir los delitos por la rebelión militar del 23 de febrero de 1981, produce cierta indignación leer, en la entrevista que publicaron ustedes recientemente con Alberto Oliart, que en rigor debería haberse procesado a 4.000 militares por aquella intentona golpista. Igualmente produce cierta indignación escuchar los argumentos que ofrece el Ministerio de Defensa, dirigido por Federico Trillo, para no retirar de Melilla las placas y monumentos en homenaje a los militares sublevados en 1936. Gracias, señor Oliart, por decir con nombres y apellidos los nombres de aquellos militares que se opusieron abiertamente, desde el primer momento, al golpe del 23-F. Falta, por cierto, el nombre del coronel director de Manises, que se encaró con los golpistas de la Capitanía General de Valencia. Desde aquí, el reconocimiento y el homenaje a él y a todos aquellos militares, quizás pocos, pero militares dignos, que en uno y otro caso se opusieron, con graves riesgos personales, a ambas rebeliones militares.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2001