Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BIOINGENIERÍA

Los agregados de proteínas se deshacen con un choque térmico

Los agregados de proteínas son un problema común en situaciones tan distintas como el Alzheimer, las vacas locas y las bacterias que han sido manipuladas para fabricar algún producto de interés médico o industrial. Hasta ahora se pensaba que esos agregados eran irreversibles, pero Antonio Villaverde y sus colaboradores de la Universidad Autónoma de Barcelona han demostrado que, al menos en las bacterias, no es así, y que pueden deshacerse en más de un 50% sin más que someter a la bacteria a un simple choque de calor.

El agregado, explica Villaverde, es en realidad el resultado de un equilibrio dinámico. Es decir, mientras unas proteínas entran continuamente al agregado, otras salen de él y recuperan su forma normal. El choque térmico aumenta la cantidad de otro tipo de proteínas (llamadas chaperonas) que favorecen esa recuperación de la forma, y por tanto tienden a destruir el agregado.

Villaverde, que ha publicado los datos en el último FEBS Letters, cree muy probable que la misma lógica funcione en las células animales, y que por tanto pueda sugerir tratamientos contra las enfermedades causadas por los agregados de proteínas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de febrero de 2001