Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES | POSIBLE IRREGULARIDAD

Castellano recurre la suspensión de las oposiciones de Sanidad

La Consejería de Sanidad señaló que ayer mismo tenía previsto recurrir la suspensión dictada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad de unas oposiciones de la oferta de empleo de 1994, en las que 3.000 personas optaban a 160 plazas. Un portavoz de la Asociación de Trabajadores de Salud Pública apuntó ayer que a la supuesta irregularidad de que el ex director general Francisco Bueno presidiera el tribunal opositor se unen otros problemas.

La imposibilidad de Francisco Bueno, ex director de Salud Pública, de presidir el tribunal opositor al no ser un funcionario de plantilla de la consejería de Sanidad y contravenir de esta forma la ley de de función pública no es el único argumento que ha motivado el acto de suspensión parcial del TSJ, según un portavoz de la Asociación de Trabajadores de Salud Pública. A este aspecto se suman 'irregularidades administrativas' entre las que se encuentran problemas como, por ejemplo, no estar determinados los puestos a los que optan los aspirantes, según la entidad. Entre las 3.000 personas que se presentaron se encuentran veterinarios, técnicos de salud, de laboratorio o de higiene de los alimentos, entre otros.

El consejero de Sanidad, Serafín Castellano, anunció que ayer su departamento tenía previsto presentar un recurso de súplica contra la suspensión de las oposiciones ordenada por la sala de lo contencioso administrativo del TSJ. Un auto del viernes pasado decretó la paralización parcial del acto administrativo de la convocatoria de las pruebas de oposiciones, que tenían que celebrarse el pasado fin de semana. Muchos de los aspirantes a la oposición conocieron la suspensión del examen cuando llegaron al lugar donde se iba a realizar, por lo que manifestaron su protesta por no poder realizar el ejercicio. Serafín Castellano aseguró ayer que en la consejeria se tuvo conocimiento del auto el viernes a las 14.20 horas y por lo que hubo 'una imposibilidad material de poder avisar a los opositores' de esta suspensión. 'La consejeria lo que quiere es realizar esos exámenes y cubrir las plazas, que para eso se sacan', afirmó Castellano. El responsable de Sanidad indicó que acata la resolución judicial, pero entiende que la convocatoria 'es la correcta, por eso vamos a ejercitar el derecho de presentar un recurso de súplica y espero y confío en la justicia para que podamos realizar todas las pruebas que quedan'.

El diputado socialista, José Camarasa, exigió ayer a Serafín Castellano una explicación ante el parlamento autonómico sobre las presuntas irregularidades detectadas en las oposiciones sacadas a concurso por esta consejería. Camarasa explicó que la primera prueba de estas oposiciones fue suspendida la pasada semana por el Tribunal Superior de Justicia, entre otros motivos, por el hecho de que el presidente del tribunal evaluador y director general de Salud Pública, Francisco Bueno, es personal laboral del Ayuntamiento de Valencia. José Camarasa criticó 'la desidia y la incompetencia' de Sanidad y de la dirección general de Salud Pública por no haber convocado las oposiciones 'con la formalidad debida'. En su opinión, es 'inexplicable' que la consejería haya convocado el examen sin contar con el asesoramiento jurídico debido para comprobar que todos los miembros del tribunal contaban con la totalidad de las prerrogativas exigidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2001