Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat busca un pacto para que Rafael Hinojosa presida el Consejo Social

No es la primera vez que el nombre de Hinojosa sale a la palestra para presidir el Consejo Económico y Social de Cataluña. Pero su nombre siempre se ha planteado de forma oficiosa. Hinojosa tiene una estrecha relación con Jordi Pujol y ha sido varias veces candidato a la Consejería de Trabajo. El presidente de la Generalitat podría compensarle así de no haber ocupado el cargo y ahora el Gobierno catalán está decidido a proponerle formalmente para presidir la entidad, lo que se producirá en los próximos días, dicen medios de la Adminsitración catalana.

El Consejo Económico y Social de Cataluña se creó sobre el papel hace casi tres años por una ley del Parlament como órgano asesor de la Generalitat en materia laboral. Lo integrarán los sindicatos, las patronales y expertos profesionales,además de la Generalitat y de varios ayuntamientos y entidades ciudadanas.

Los sindicatos se han cansado de esperar a que la Generalitat se decida abrir las negociaciones para crear el Consejo Económico y Social. Le reclaman que inicie las negociaciones para poner marcha el órganismo, dicen fuentes sindicales.

Respaldo de dos tercios

Esta previsto que el CES catalán tenga 48 miembros. La Generalitat debe hacer la propuesta sobre el presidente. Se necesita el respaldo de dos tercios de los miembros del organismo para sacar adelante el nombramiento de presidente. Esto significa que la Generalitat le bastaría pactar con las patronales o con uno de los dos grandes sindicatos para sacar adelante el nombramiento de Hinojosa. Con todo, los sindicatos insisten en que un cargo de esta naturaleza debe nacer de la unanimidad.

Rafael Hinojosa ha sido el responsable de su partido en materia sindical y desde este cargo mantiene unas buenas relaciones con los sindicatos y las patronales. Pero los sindicatos prefieren que el fututo presidente del organismo tenga un perfilmenos político. 'No hay nada en contra suyo en el plano personal', destacan fuentes de UGT y CCOO. Pero estas fuentes coinciden que 'esta buena valoración en lo personal no quita para que tenga un perfil político' como militante de un CDC y a la vez diputado de CiU en el Parlament. 'Creemos que en principio no es apropiado situar a un militante de ningún partido al frente de un órgano de consenso como debe ser el Consejo Económico y Social', señalan fuentes sindicales. Con todo, estas fuentes se muestran abeirtas a la negociación con el Ejecutivo catalán y en concreto con el consejero de Trabajo, Lluis Franco.

Hinojosa, considerado un experto en materia loboral y de política de empleo, deberá abandonar el Parlament si prospera la propuesta de que presida el CES catalán. Desde el Congreso, ha participado en todos los debates de la materia que han tendido lugar en la cámara a lo largo de los últimos años. También formó parte de los equipos de trabajo que realizaron las exploraciones y contactos preparatorios para desembocaron en la reforma de las pensiones fraguada en el 1997 en el Pacto de Toledo. Aquella reforma llegó precedida de un acuardo marco alcanzado un año antes, en marzo del 96, entre el primer gabinete de José Maía Aznar y las centrales sindicales, CCOO y UGT.

Las negociaciones entre las partes que culminarán en el nombramiento del nuevo presidente del CES catalán se iniciarán en los próximos dias. Ciriaco Hidalgo, por parte de UGT, y Angelina Puig, por CCOO ha reclamado reiteradamente al Departamento de Trabajo que lance el CES.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 2001

Más información

  • Los sindicatos prefieren un perfil menos político para el cargo