Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sobre el Estado de Ecuador

Los indígenas ecuatorianos, que habitan principalmente en las zonas rurales, han protagonizado una serie de movilizaciones en rechazo a las duras medidas de ajuste económico que tomó el Gobierno en el mes de diciembre. Las protestas tienen como escenario la Universidad Politécnica Salesiana de la ciudad de Quito, en donde aproximadamente 5.000 indígenas, mujeres, hombres y niños, hicieron una toma pacífica de las instalaciones. Mientras las autoridades han cortado la luz y el agua de este centro de educación superior, el pueblo de Quito ha respaldado a los indígenas con provisiones y víveres. En un acto desmedido, el Gobierno decretó el estado de emergencia a nivel nacional, lo cual coarta una serie de derechos constitucionales: libre movilización, libertad de asociación, y permite realizar registros y allanamientos de domicilios, si se considera pertinente.

¿Por qué ocurre esta nueva revuelta social? Desde mi punto de vista, existen razones históricas seculares, principalmente la imposibilidad de construir una sociedad pluricultural y plurirracial. Adicionalmente, existe una incompetencia muy fuerte de los Gobiernos de turno por solucionar los problemas sociales y económicos que aquejan a este importante sector de ecuatorianos.

Veamos sólo unos ejemplos. El porcentaje de personas (u hogares) que viven en condiciones de 'pobreza' en el área rural es del 75,8%, según la Encuesta de Condiciones de Vida del año 1999 (expresado como porcentaje del total de la población en ese año). Se considera 'pobre' a una persona si pertenece a un hogar que presenta carencias persistentes en la satisfacción de sus necesidades básicas, vivienda, salud, educación y empleo.

El número de niños/as menores de cinco años que muestran indicios de desnutrición crónica o baja talla para su edad, expresado como porcentaje del total de niños y niñas de ese grupo de edad, es del 53,4% en las zonas rurales, de acuerdo a datos del Sistema de Integrado de Indicadores Sociales del Ecuador (2001). El analfabetismo es del 20,8% en el sector rural, según la misma fuente. ¿Acaso esto no justifica que exista un clamor social?-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de febrero de 2001