Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado anuncia un recurso contra el convenio de Osakidetza

La Administración del Estado ha anunciado la interposición de un recurso contencioso-administrativo contra el decreto que aprueba el acuerdo de regulación de las condiciones de trabajo del personal de Osakidetza, suscrito por las centrales sindicales ELA, LAB, Comisiones Obreras y UGT, según informó ayer el titular de Sanidad, Gabriel Inclán, al Consejo de Gobierno.

En virtud del procedimiento establecido, la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior vasco ha reclamado a la consejería que le remita el expediente administrativo correspondiente, que será enviado a su vez al abogado del Estado, tras lo cual éste formulará la demanda con los motivos concretos que, a su entender, justifican dicha impugnación y que todavía desconoce el Gobierno vasco.

Fuentes del Departamento de Sanidad confirmaron ayer que no conocen los motivos concretos del recurso y que, por lo tanto, 'sería aventurado' especular por los mismos. El procedimiento es largo. 'Nos comunicarán las razones para que a su vez nosotros expongamos las nuestras, pero eso sucederá en el mejor de los casos dentro de varias semanas', señalaron estas fuentes, que mostraron su confianza en que el recurso no se base en la subida salarial que preveía el acuerdo, sobre todo después de la última sentencia de la Audiencia Nacional sobre la congelación salarial de los funcionarios del año 1997.

Intromisión

Para el Ejecutivo vasco, la actitud del Gobierno central 'supone una intromisión en el ámbito de la negociación colectiva y de las relaciones laborales que este Gobierno, en este caso Osakidetza, mantiene con las centrales sindicales representativas de sus empleados públicos y que no hace sino poner en peligro aquéllas mejoras que, de mutuo acuerdo y por mayoría, se recogen en el decreto impugnado'.

Para el Departamento de Sanidad, el recurso es todavía más incomprensible en tanto en cuanto fue firmado por las cuatro centrales mayoritarias, con lo cual no cabría deducir que ese acuerdo tiene un especial tinte político, sino todo lo contrario, 'una gran pluralidad'.

En cualquier caso, una vez conocido y estudiado el fondo del contencioso, el Gobierno vasco adoptará las medidas oportunas para la mejor defensa de los intereses de sus trabajadores y trabajadoras.

Pero el recurso del Estado no es el único contra ese acuerdo de los sindicatos mayoritarios. También lo ha criticado, aunque en diferentes términos, el Sindicato Médico de Euskadi. El Gobierno vasco calificó ayer de 'inadmisible' el recurso ordinario interpuesto por el citado sindicato contra el mismo decreto, dado que al ser el acuerdo una disposición de carácter general 'su impugnación debe hacerse ante la Sala de lo Contencioso Administrativo y no ante el Consejo de Gobierno'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 2001