Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 500 niños indígenas están en el encierro de protesta en Quito

Más de quinientos niños indígenas, que junto a sus madres permanecen encerrados en la Universidad Salesiana de Quito desde hace más de ocho días, sufren ya problemas de salud relacionados con la falta de higiene. La universidad, ocupada por 5.000 indígenas tras el levantamiento contra los ajustes económicos gubernamentales, está cercada por militares que controlan la entrada de alimentos y agua. Los principales problemas de salud que presentan son fiebre, gripes, dermatitis o diarreas, e incluso se han dado casos de varicela. El Ejército intentó el lunes desalojar la universidad en una operación que se cobró varios heridos. En Napo, al este del país, tres indígenas murieron en enfrentamientos con el Ejército. Numerosas carreteras del país están bloqueadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 2001