Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEDIO AMBIENTE | LA EMPRESA TRABAJA PARA UN MINISTERIO

Una obra pública vierte escombros en el marjal protegido de La Safor

Los abocamientos se han realizado, al menos, en dos fincas, una ubicada en el marjal de Xeraco, junto al camino de Les Marjals, y en una segunda superficie de 4.000 metros cuadrados situada en las proximidades de la urbanización Kentucky, una antigua parcela del humedal de Gandia que ha sido convertida en solar. Ecologistes en Acció denunció los aterramientos ante los ayuntamientos de Xeraco y de Gandia el pasado 26 de enero, y tres días después lo puso en conocimiento de la Guardia Civil.

La Consejería de Medio Ambiente aprobó en noviembre de 1999 una serie de medidas cautelares (entre ellas la prohibición de vertidos) para preservar los espacios protegidos incluidos en el Catálogo de Zonas Húmedas, hasta su aprobación definitiva. Los humedales de Xeraco y Gandia figuran, junto al de Tavernes de la Valldigna y el de Xeresa, en el Marjal de La Safor, catalogado en el documento, por lo que los aterramientos contravienen el dictamen del Consell.

El pasado jueves los escombros procedentes de las obras en la playa de Gandia eran todavía visibles en una parcela de Xeraco, y habían servido para el relleno de una balsa de agua, que será transformada en zona de cultivo. El alcalde de esta población, el socialista Ferran Bofí, manifestó a este diario que desconocía el vertido y negó que hubiera autorizado el abocamiento en el humedal. Por su parte, fuentes del departamento de urbanismo del Ayuntamiento gandiense reconocen que desde el pasado verano sabían de la existencia de vertidos en el área de Kentucky, dentro de los límites del marjal. El Consistorio abrió un expediente a la empresa responsable de las obras de la fachada marítima, Aldesa Construcciones, SA. Ahora bien, las mismas fuentes aseguran que no tenían conocimiento de los nuevos aterramientos en la misma zona, ni de la denuncia que hace tan sólo una semana presentó, por el registro de entrada del Ayuntamiento, el grupo ecologista. El edil de medioambiente, Joan Francesc Peris (Nova Ezquerra), se ha comprometido a que hoy ordenará el restablecimiento del área afectada a su situación original. NE y PSPV gobiernan en coalición en el Consistorio gandiense.

Fuentes de Aldesa Construcciones, SA, mostraron su sorpresa al conocer que los vertidos se estaban realizando en una zona protegida. Aseguran que recibieron la autorización para abocar los restos de la obra de los propietarios de las fincas, sin ninguna advertencia de que era ilegal. Por su parte, fuentes de la Demarcación de Costas de Valencia, representante del Ministerio de Medio Ambiente y responsable de la dirección de los trabajos que se ejecutan en la playa de Gandia, negaron tener conocimiento del expediente que había abierto el Ayuntamiento a la empresa. Argumentan que Costas es responsable del traslado de la arena (que está siendo utilizada para regenerar playas cercanas), pero que los escombros corren a cargo de la empresa contratista. Ahora bien, las mismas fuentes precisan que la empresa tenía 'orden' del ministerio de retirar los restos de la obra y transportarlos a 'vertederos legales'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de febrero de 2001