Reportaje:

Un carné para perros peligrosos

Equipos de psicólogos evaluarán en Pamplona la aptitud de los dueños para educar a sus canes

'Los peligrosos son siempre los dueños, nunca los perros'. La frase, pronunciada ayer por Juan Francisco Romero, presidente de la delegación navarra del Colegio Oficial de Psicólogos, es sólo la antesala de la batería de pruebas que desde el 8 de febrero deberán pasar los dueños de perros potencialmente peligrosos que residan en la capital navarra.

El Ayuntamiento de Pamplona se ha convertido en la primera ciudad española en suscribir un convenio con los psicólogos para expedir los certificados de aptitud que la ley obligará a poseer a todos los propietarios de razas caninas de riesgo desde julio.

El concejal de Medio Ambiente y Sanidad, Juan Luis Sánchez de Muniáin, y Juan Francisco Romero dieron el primer paso para poner en marcha los exámenes personales a través de una sucesión de pruebas que durarán entre una hora y hora y media. En ese tiempo, un grupo de 14 profesionales, en turnos de mañana y tarde, entrevistarán a los dueños de perros y les realizarán una serie de pruebas creadas específicamente para este cometido.

Más información

'Siempre es difícil saber o intuir el comportamiento futuro de las personas porque estamos sometidos a variables muy dinámicas', explicó Romero, 'pero nuestros expertos sí pueden determinar si esas personas están ahora capacitadas para educar válidamente a sus animales'.

De los 10.766 perros censados en Pamplona, 249 son considerados potencialmente peligrosos. Sus dueños tienen seis meses para pasar las pruebas, cuyo costo será de 6.500 pesetas, y censar a sus animales en un nuevo registro municipal. Deberán superar unos mínimos de capacidad intelectual, se deberá descartar la existencia de trastornos de personalidad y de rasgos de agresividad en el dueño y éste deberá demostrar que puede educar adecuadamente al animal.

La ordenanza municipal detalla como perros potencialmente peligrosos los de las razas american Staffordshire, pitbull terrier, Staffordshire bull terrier, presa mallorquín, presa canario, fila brasileiro, mastín napolitano, dogo argentino, rottweiler, bullmastiff, doberman y tosa japonés. El Ayuntamiento obligará además a pasar las pruebas a los dueños de perros adiestrados para ataque y defensa y a quienes posean canes que hayan atacado a personas.

'Todas las razas de perros son iguales en un principio. Los que acaban siendo peligrosos son los que han sido mal educados', manifestó Romero. 'Por ello hemos trabajado en la adaptación de algunos cuestionarios sobre la base de las pruebas existentes para la obtención de licencia de armas o la expedición de los permisos de conducir', agregó.

Además de demostrar que son aptos para tener este tipo de perros, sus dueños, mayores de 18 años, tendrán que presentar un certificado de penales, acreditar la posesión de un seguro de responsabilidad civil por 30 millones de pesetas y abonar una tasa de 4.380 pesetas. Las licencias se concederán por cuatro años y los solicitantes obtendrán a cambio un carné acreditativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 31 de enero de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50