Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PÍLDORAS

Fracaso de trasplantes

El 60% de los pacientes trasplantados fallecen como consecuencia de una enfermedad cardiovascular durante el primer año posterior a la realización del injerto. Este dato, aportado por María Crespo, de la Unidad de Trasplante Cardiaco del Hospital Juan Canalejo de A Coruña, durante el reciente Congreso de la Sociedad catalana de Trasplantes, refleja la notable influencia de los factores de riesgo cardiovascular en el porvenir de un trasplante. El incremento de los factores de riesgo cardiovascular como consecuencia del tratamiento inmunosupresor (favorece, por ejemplo, el aumento de la hipertensión y los niveles de colesterol en sangre) es parte importante de este elevado índice de mortalidad cardiovascular, como lo es también la aparición de una nefropatía crónica y el fallo renal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de enero de 2001