Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa a los Gobiernos del PSOE de ocultar cuatro incidentes de barcos nucleares en el Peñón

El PP desempolvó ayer un viejo informe de la organización ecologista Greenpeace y lo puso al día con nuevos datos para acusar al PSOE de haber ocultado cuando gobernaba cuatro incidentes con buques nucleares extranjeros cerca de las costas españolas. Según Javier Arenas, lo paradójico es que ahora los socialistas, con el presidente andaluz, Manuel Chaves, a la cabeza, denuncian los riesgos que conlleva la reparación en Gibraltar del submarino nuclear Tireless.

No todos los informes de Grenpeace tienen el mismo valor para el partido en el poder. La organización ecologista reiteraba ayer mismo que la base naval de Gibraltar no reúne los requisitos para reparar adecuadamente el Tireless, pero esta observación siempre ha sido desestimada por el Gobierno de José María Aznar. Por el contrario, otro documento de Greenpeace, elaborado en 1988 junto con la ayuda del experto norteamericano William Arkin y colgado en Internet, sí merece confianza al PP. Con él, los populares pretenden que el PSOE 'desautorice de forma expresa' al presidente de Andalucía, Manuel Chaves, y suspenda la manifestación contra la presencia del Tireless convocada para mañana, por considerar que es una 'acto de demagogia e irresponsabilidad'.

Primero en Cádiz, Teófila Martínez, la presidenta de los populares andaluces, y después en Madrid, Javier Arenas, secretario general del partido, salieron a la palestra exhibiendo el documento de Greenpeace. En él se recopilan dos incidentes con buques nucleares británicos ocurridos en Gibraltar, y el PP le añade otros dos casos similares. Todos ellos sucedieron, según resaltó Arenas, cuando el PSOE gobernaba en Madrid y Chaves era ministro de Felipe González o presidente de la Junta.

Arenas pidió al ex presidente González, así como al resto de los miembros de los Gobiernos socialistas, que expliquen la existencia, hasta el año 87, de un Centro de Reparaciones de la Royal Navy en Gibraltar, en el que, dijo, se repararon buques nucleares, así como de un total de cuatro accidentes que se produjeron en la zona.

Enumeró que en el 86 un submarino de ataque de propulsión nuclear estadounidense encalló en el Estrecho; en el 88 se produjo el accidente de un submarino de ataque de propulsión nuclear británico; en el 90 hubo un incendio de un grupo electrógeno que afectó al Tireless; y en el 95 se produjo un incendio a bordo de un submarino británico. Pero, en su opinión, el dato 'más alarmante' es que, al menos hasta el 31 de diciembre de 1987, en Gibraltar había un Centro de Reparación de la Royal Navy 'donde fueron reparados submarinos nucleares'.

El PP, dijo, ha buscado en las hemerotecas y no ha encontrado ningún rastro de explicaciones públicas sobre estos accidentes ni los riesgos que conllevaban. El Gobierno de Aznar, en cambio, sí ha dado, en su criterio, información puntual sobre la estancia del Tireless en el Peñón.

Y con este argumento pidió al líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, 'seriedad', 'que ponga las cosas en su sitio', que desautorice a Chaves y que suspenda la manifestación convocada en Gibraltar. Arenas no explicó por qué se fía más de unos informes de Greenpeace que de otros y tampoco se pronunció sobre si los incidentes que señaló tenían la misma trascendencia que la actual avería del Tireless.

El máximo dirigente de la rama española de esta organización, Xavier Pastor, se mostró divertido por la utilización que el PP hace de su documento. 'El propio PP', comentó por teléfono mientras regresaba de Algeciras desde donde partió el martes el abordaje de los militantes ecologistas al Tireless, 'también hace gala de un doble rasero porque algunos de nuestros documentos le gustan, como el que ahora exhibe, y otros tan solventes como ese pero que no coinciden con sus puntos de vista, no les gustan'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2001

Más información

  • Los populares muestran un informe de Greenpeace para replicar a la campaña contra el 'Tireless'