Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenpeace se moviliza en Francia contra un convoy de material nuclear

La empresa niega que transporte combustible para bombas

La Compañía General de Materiales Nucleares (Cogema), dueña de la fábrica, asegura que se trata de uranio empobrecido y plutonio, 'sin calidad militar', para una eléctrica de Tokio.

Los ocho detenidos fueron puestos en libertad pocas horas después. Greenpeace asegura que no se trata sólo de alertar sobre la peligrosidad de un transporte que ha de recorrer 30.000 kilómetros, sino de impedir que se produzca 'un nuevo fraude'. Según sus informaciones, un envío anterior de Francia al Japón, en 1999, acabó en el Reino Unido.

Está previsto el embarque del material en el Pacific Pintail, de bandera británica, cuya arribada al puerto francés es inminente. Un segundo navío, el Pacific Teal, aguardará al otro barco fuera de las aguas territoriales francesas, para escoltar el transporte a través de una ruta marítima no revelada. Todas estas informaciones, facilitadas por Greenpeace, no han sido comentadas por la Cogema.

La movilización se extiende a Bélgica, donde otro grupo de activistas trata de impedir el paso por su territorio de un tren cargado de residuos nucleares que suponen partirá de una central atómica en el sur de Holanda y se dirige a la planta francesa de La Hague.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de enero de 2001