Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición filipina llama a una revuelta popular contra el presidente Estrada

Una década y media después del derrocamiento del dictador Ferdinand Marcos, la oposición filipina convocó ayer a la población a una nueva revuelta, en esta ocasión contra el presidente Joseph Estrada, juzgado en el Senado por delitos de corrupción. Dos ex presidentes, la actual vicepresidenta y varios legisladores hicieron el llamamiento a la movilización popular. El arzobispo de Manila, Jaime Sin, ofició ayer una misa ante miles de filipinos convocados por los rivales de Estrada y bendijo en nombre de Dios a los senadores que votaron a favor de seguir adelante con el juicio de destitución del presidente.

El Senado filipino, responsable del proceso de destitución de Estrada, rechazó el martes por 11 votos a 10 incluir como prueba una cuenta bancaria de 10.000 millones de pesetas que el presidente tenía con nombre falso. La cuenta era la prueba con la que la acusación pretendía demostrar el enriquecimiento ilícito del presidente. Pero el argumento de la defensa, que alegó que los datos fueron obtenidos incumpliendo la ley de secreto bancario y que no tienen que ver con los cargos contra Estrada -soborno, corrupción, violación de la Constitución y traición al pueblo-, inclinó la balanza a su favor.

Este revés, que provocó la renuncia del presidente del Senado, Aquilino Pimentel, llevó a los fiscales -todos ellos miembros de la Cámara de Representantes- a tildar el juicio de 'farsa' y a dimitir con el argumento de que será imposible 'llegar a un fallo del tribunal basado en la verdad'. El Senado suspendió el proceso de moción de censura contra Estrada hasta que la Cámara baja elija un nuevo equipo de abogados para la acusación.

El portavoz presidencial, Ernesto Maceda, acusó a los fiscales de evadir su responsabilidad y dijo que la oposición, junto a sus aliados religiosos y el sector empresarial de Makati (centro financiero de Manila), conspiran 'para echar a Estrada'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de enero de 2001

Más información

  • El Senado suspende el juicio de destitución