Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Cataluña hay 41.000 empleos sin cubrir, aunque existen 224.000 parados

En Cataluña había 41.910 empleos sin cubrir a finales del pasado mes de noviembre, según datos del Instituto Nacional de Empleo. Esta falta de demanda para ocupar estos trabajos choca con los 224.000 parados que hay en Cataluña. Los servicios de búsqueda de empleo están traspasados a las comunidades autonómas y la falta de coordinación hace que muchas de las ofertas de empleo no se conozcan en otras comunidades.

Para subsanar esta situación, el Ministerio de Trabajo y las comunidades autónomas están negociando coordinar los diferentes servicios de empleo. Hasta que hace cinco años se empezaron a transferir los servicios de búsqueda de empleo, era el Instituto Nacional de Empleo (INEM) el que se encargaba de comunciar las ofertas y las demandas de empleo.La idea del Gobierno central es crear el llamado Sistema Integrado de Servicios Públicos de Empleo (SISPE). Se pretende que a partir de las competencias de cada comunidad puedan conocerse las ofertas y demandas en toda España. Hasta que este servicio no entre en funcionamiento no se podrán transmitir todas las ofertas disponibles en las diferentes comunidades autónomas.

Según el Servicio Catalán de Colocación, las ofertas de trabajo que reciben no se transmiten fuera de Cataluña si la empresa demandante no lo solicita expresamente.

Todavía no hay fecha para empezar a coordinar los servicios de empleo de las comunidades, según fuentes del Ministerio de Trabajo.

En toda España existían 114.181 puestos de trabajo sin cubrir al acabar noviembre, según los últimos datos estadísticos del INEM.

Por provincias, en Barcelona hay 31.734 puestos de trabajo sin cubrir. Le siguen Girona, con 5.990; Tarragona, con 2.240 y Lleida con 1.946.

En el sector en el que hay más empleos por cubrir es entre los técnicos y profesionales, con 9.053 puestos vacantes. Le siguen los trabajadores de la industria, con 8.233 empleos vacantes, y la hostelería y servicio doméstico, con 6.080.

En la hostelería, por ejemplo, la mayor parte de los puestos de trabajo vacantes se están cubriendo con trabajadores inmigrantes. Según datos del Gremio de Restauración de Barcelona, los inmigrantes representan ya el 6,77% de los trabajadores del sector en Barcelona. Lo llamativo de esta situación es que no existía hace sólo tres años, según el presidente de este gremio, Gaietà Farràs.

Plan para saber qué puestos se necesitan

La Generalitat, los sindicatos y la patronal lanzarán a partir de enero un plan para conocer qué empleos necesitan las empresas con el fin de adecuar la formación a las necesidades reales. El Observatorio del Mercado de Trabajo, entidad en la que participa el Gobierno catalán junto con los agentes sociales, dispondrá desde octubre de 2001 de la información necesaria para tener una radiografía actualizada del paro y el empleo en Cataluña.Así se podrá conocer la demanda y la oferta por sectores, provincias y municipios. El Observatorio del Mercado de Trabajo analizará unas 100 variables sobre el paro y la contratación, según explicó el consejero de Trabajo, Lluís Franco.

La información con que contará el Observatorio del Mercado de Trabajo -una potente base de datos multi- disciplinar- incluirá datos "que se actualizarán prácticamente todos los días", afirmó Franco.

La entidad incluirá seis ámbitos específicos de información: paro y contratación , formación ocupacional, intermediación, políticas activas, relaciones laborales y datos de contexto de otras entidades. La primera fase, presentada ayer, analizará los datos del paro y la contratación referidos a 1999 y 2000, en los que se incluyen 50 millones de registros.

El observatorio intentará anticiparse a las necesidades del mercado de trabajo para evitar los cuellos de botella que existen hoy en algunos sectores de la economía, como la escasez de mandos intermedios en algunas industrias o de técnicos en las empresas de la nueva economía.

Por parte de UGT y CC OO, Ciriaco Hidalgo y Angelina Puig, respectivamente, señalaron que esta entidad debe ser "una herramienta que permita multiplicar la eficacia de los recursos" para mejorar las políticas de empleo.

El Observatorio del Mercado de Trabajo debería haber iniciado ya su actividad. Su creación se aprobó dentro del Plan de Ocupación que vió la luz verde hace dos años y medio. A partir de ahora el organismo contará con un presupuesto aprobado dentro de las cuentas anuales de la Generalitat que cada año se presentan al Parlament. Sus decisiones en materia de empleo deberán ser escuchadas por el Gobierno catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de diciembre de 2000

Más información