Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva desbandada

El fútbol argentino volverá a sufrir en breve la tradicional saca de jugadores, destinados a emigrar al fútbol europeo, como ocurre desde tiempos inmemoriales. De Boca se irán Palermo y Riquelme, por una cantidad enorme de dinero, lo que no servirá para enriquece al club en la medida que parece. Ahí está el River, el club más prolífico en la gestación y venta de futbolistas. A pesar de la nómina de estrellas que ha traspasado en los últimos diez años, el River atraviesa una delicada situación económica, con unas deudas espectaculares, imposibles de entender en cualquier fútbol que no fuera el argentino. Pero esa situación dramática no impide que la maquinaria de producciónde jugadores prosiga su actividad imparable. Saviola y Aimar se preparan para el salto a Europa. Ahora les toca a ellos. Pronto será el momento de otros muchachos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2000