Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Prado expone y publica el proceso creador de Goya para 'Los desastres'

El museo presenta dibujos, pruebas y estampas del "alegato contra cualquier guerra"

"Es la primera obra maestra del arte contemporáneo", afirmó ayer Javier Blas, delegado de Calcografía Nacional, en la presentación de la muestra y publicación de dos volúmenes sobre la serie Los desastres de la guerra, de Francisco de Goya, en el Museo del Prado, de Madrid (paseo del Prado, s/n. Internet: http://museoprado.mcu.es). Las tres instituciones que conservan la obra gráfica de Goya, el Museo del Prado, la Calcografía Nacional y la Biblioteca Nacional, colaboran para presentar el proceso creativo de Los desastres, con dibujos, pruebas y estampas definitivas.

Primera edición

La primera parte de la exposición Los desastres de la guerra, de Francisco de Goya. El proceso creativo, del dibujo al grabado, abierta desde hoy y hasta el 11 de marzo en la sala de dibujos de la segunda planta del Museo del Prado, tendrá continuidad hasta septiembre de 2001 con los montajes El horror de la sinrazón y Los caprichos enfáticos. El proyecto, patrocinado por la Fundación Winterthur con 22 millones de pesetas, para los dos volúmenes con una tirada de 1.500 ejemplares, y cinco para las exposiciones, se inició el año pasado con la serie de Caprichos. El Prado piensa cerrar el ciclo con Tauromaquia y Disparates.De "edición espectacular" calificaron ayer Eduardo Serra y Fernando Checa, presidente del patronato y director del Museo del Prado, respectivamente, los dos tomos de El libro de los desastres de la guerra. La intención del museo es exponer todo el proceso de creación de la serie goyesca, desde los dibujos preparatorios, las pruebas de estado controladas por el propio artista, las planchas originales y las láminas definitivas de la primera edición.

Junto a la exposición se han publicado dos tomos con el mismo proceso de la muestra y el aparato crítico y repertorio bibliográfico sobre las imágenes, que aparecen reproducidas con "una altísima calidad". El primer volumen contiene la reproducción facsímil de todas las obras de Goya relacionadas con el proceso de ejecución de Los desastres, como la primera edición de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de 1863 y el Álbum de Ceán, el único ejemplar que preparó Goya (hoy conservado en el Museo Británico de Londres), con textos de José Manuel Matilla, conservador de dibujos del Prado y comisario de la exposición. En el segundo escriben José Manuel Matilla e Isla Aguilar, becaria del Prado y comisaria adjunta.

Jaime de Marichalar, duque de Lugo, como presidente de la Fundación Winterthur, agradeció al Prado el "poder contribuir a difundir el arte y la cultura" mediante el patrocinio de este ciclo y de otros próximos "proyectos interesantes".

En el montaje de la exposición y en el libro editado por el Prado han intervenido el museo, que conserva 500 dibujos de Goya, la primera colección pública de la obra del artista; la Calcografía Nacional, que conserva las planchas originales de las series goyescas, y la Biblioteca Nacional, con un número amplio de pruebas de estado. Estas pruebas están muy dispersas y en esta ocasión se han incorporado ejemplares de museos y particulares de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia, además de otras colecciones españolas.

En el montaje de la exposición aparece como novedad un ejemplar de Los desastres de la primera edición de 1863, con su encuadernación original en ocho cuadernillos, tras la compra por el Ministerio de Educación y Cultura a un particular de Asturias por 10 millones de pesetas. Goya no llegó a publicar en vida la serie de Los desastres de la guerra, que hizo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), por temor al absolutismo de Fernando VII. La primera edición, de 125 ejemplares, fue realizada en 1863 por la Real Academia de San Fernando. En el libro se ha utilizado el único ejemplar que Goya regaló a su amigo Ceán, que por primera vez se reproduce a su tamaño.La muestra y el libro quieren "abrir el abanico de interpretaciones de Los desastres", según José Manuel Matilla, que se puede rastrear con el repertorio de los textos donde se analiza la fortuna crítica de la serie.

Javier Blas calificó Los desastres como "la primera obra maestra del arte contemporáneo", por la significación de unas imágenes de "estética del patetismo", sin elementos narrativos ni fondos. "No hay una interpretación única de estas láminas, como indica la fortuna crítica que han tenido a lo largo del tiempo, debido a la ideología de Goya en el tiempo de la Guerra de la Independencia".

Para Javier Blas, estas imágenes son, para las nuevas generaciones, "un alegato contra cualquier guerra, donde no hay personajes identificables. Son todos anónimos y siempre víctimas, siempre perdedores. Goya no hace concesiones ni justificaciones patrióticas o heroicas. Es una reflexión universal sobre la condición humana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2000