NECROLÓGICAS

Enrique Anderson Imbert, escritor y crítico

Los restos mortales del crítico y escritor argentino Enrique Anderson Imbert, uno de los teóricos de literatura hispanoamericana más reconocidos y fallecido el miércoles a los 90 años, fueron sepultados ayer en Buenos Aires. Anderson Imbert nació en Córdoba (centro de Argentina) el 12 de febrero de 1910 y se doctoró en Filosofía y Letras en la Universidad de Buenos Aires en 1946.A los 16 años ya escribía cuentos y ensayos, que publicaba en periódicos locales de la ciudad de La Plata. En 1928, ya con residencia en Buenos Aires, comenzó a publicar artículos en la revista Nosotros y en la revista literaria del periódico La Nación, para más tarde dirigir la página literaria del diario La Vanguardia.

En 1940 comenzó su carrera como profesor de letras hispanoamericanas en la Universidad de Cuyo, dictando esta misma materia en la de Tucumán entre 1941 y 1946. En 1947 trasladó su residencia a Estados Unidos para enseñar literatura en la Universidad de Michigan, pasando en 1966 a la de Harvard, de la que fue nombrado profesor emérito y en la que tuvo su propia cátedra hasta 1980, año en que se retiró de la docencia.

Ingresó en la Academia Americana de Artes y Ciencias en 1967 y 11 años más tarde se convirtió en miembro de la Academia Argentina de Letras, institución de la que fue vicepresidente entre 1980 y 1986.

Como escritor, Anderson Imbert pasó por la novela, el cuento fantástico y el ensayo, destacándose en este último caso con sus textos de historia de la literatura hispanoamericana.

Como crítico, su obra más polémica fue Antiborges, en la que Anderson Imbert, junto con Pedro Orgambide y Raúl Scalabrini Ortiz, pronosticaba un futuro oscuro en la obra del argentino Jorge Luis Borges, presagios que nunca se cumplieron.

Imbert fue candidato al premio Cervantes en varias ocasiones, quedando finalista en 1994, año en el que resultó ganador Mario Vargas Llosa. Los restos del escritor, casado y padre de dos hijos, fueron sepultados en el cementerio privado Jardín de Paz, en las cercanías de la capital argentina.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de diciembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50